El cine bajo la mirada de…Gustavo Taretto

Hace poco tuve la posibilidad de asistir a la segunda edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín, que no solo me permitió reencontrarme con una pequeña y encantadora película que fue centro de este post sino también con otro film sobre el que hemos hablado tanto en esta oportunidad como también en esta otra. Se trata de Medianeras. La inevitable identificación de uno con muchos aspectos del largometraje fue solo uno de los temas sobre los que charlé con su director, Gustavo Taretto. Comparto con ustedes este intercambio de opiniones sobre la incomunicación, la mirada sobre las ciudades y sobre el azar versus el destino.4000036w

* ¿Cómo surgió la transición del cortometraje al largometraje de Medianeras?

Siempre tuve el objetivo de hacer primero 90 minutos de cortos y después hacer mi primer largometraje, más que nada porque quería probar un montón de cosas, como el hecho de que la historia transcurriera en un mismo lugar, de hacer un corto mudo, uno hablado, uno con voz en off, uno más social, etc. Tenía ganas de ejercitarme y no tirarme de cabeza a un largometraje. En el momento en que se me ocurrió la idea de Medianeras la descarté como largo aunque potencialmente la veía como tal, pero porque no quería enfrentarme al proceso. Después de hacer el corto, cuando llegó la hora del largo, lo que pasó tiene que ver con mi personalidad, yo soy muy obsesivo y me gusta trabajar las cosas más de una vez. En ese sentido, mi trabajo se asemeja más al de un pintor que al de un director de cine. Tomé el corto como un boceto en blanco y negro que había que poner en colores. Medianeras es una idea muy sencilla que resultó muy conmovedora, que conectó con muchos espectadores. Por otro lado, el día que tomé la decisión de hacer el largo, lo primero que hice fue olvidarme del corto y de los que lo vieron, porque esa era la presión más fuerte. Yo creo que el impacto se produce una sola vez, es muy difícil impactar de la misma forma dos veces, con la misma sorpresa. Entonces, me olvidé de los espectadores del corto.

* Además, ya venías encariñado con la idea y con los personajes…

Sí, sí. Para mí la idea es la idea y los personajes son los personajes, yo no comparo. Un autor no compara su propia obra. Al corto lo han comparado con ciertas cosas de Retjman, de Woody Allen, pero al ser un corto no hubo ninguna crítica publicada, siempre tuve comentarios off the record o mails. Por eso yo hice el largo sin presión, como si no hubiera existido el corto y estaba dispuesto a que la experiencia sea lo que tuviera que ser. Para mucha gente, Medianeras largo fue una novedad. De hecho, la conclusión que saco después de un año de dar vueltas con la película es que el que vio primero el corto, si bien le gusta el largo, tiene una preferencia indisimulable por el primero; y el que vio el largo y después el corto, al revés. Por eso lo que importa es el impacto y yo creo que cada uno funciona en su formato, el corto por su síntesis y el largo porque tiene que convivir con el error, que lo hace más humano, porque tenés más puertas de entrada. El corto, por otra parte, es una cosa muy visceral: te gusta o no te gusta.

 

* ¿En qué momento apareció en tu cabeza la idea principal?

No sé qué fue lo que se me ocurrió primero, fueron varias ideas juntas. Hoy, por ejemplo, mucha gente me escribe diciéndome que la película le cambio la manera de ver la ciudad, y eso para mí es un elogio enorme, es como un pilar de la película: la relación de los protagonistas con la ciudad, casi a modo documental. Yo quería trabajar sobre la soledad urbana, pero creo que el principio fue imaginar qué tiene que pasar por la cabeza de la gente para romper una pared y poner una ventana. Así aparecieron después Martín y Mariana, dos personajes que viven en una ciudad donde nadie se conoce con nadie, y donde hay una gran incomunicación. Después le sumé el tema de la tecnología, de cómo te hace sentir que estás cerca de mucha gente cuando en realidad no estás con nadie. Pero la película no intenta juzgar esas cosas sino mostrarlas. Yo no tomo partido.

* En ese sentido, los trabajos de Martín y Mariana están bien elegidos…

Sí, porque son trabajos de no contacto. Él diseña páginas web y ella, vidrieras.

* Me gusta mucho la escena en la que ambos cantan “True Love Will Find You in the End” de Daniel Johnston…

Me encantó esa canción, fue como si le hubiera pedido a alguien que escriba un tema para Medianeras y me diera ese. Me lo recomendó una amiga, tanto esa versión como el cover de Beck; me gustó más la original y trabajé con eso. Es una escena que me gusta mucho, que muestra cómo los dos ven posibilidades en todo lo que sucede.

* Incluso tienen relaciones con otras personas que fallan pero porque simplemente no son para ellos, nunca hacés juicio de valor sobre los personajes secundarios…

No, porque cada uno tiene su propia locura, son personajes a los que les tomé cariño; de hecho, haría una película con ellos. Creo que todos los personajes están vistos con ternura, incluso a pesar de sus debilidades enormes, como el de Carla [Peterson], la chica que habla varios idiomas pero que no puede comunicarse en ninguno.

* ¿Cómo concebiste el epílogo de la película?

Se me ocurrió con la película en pre-producción. La idea original era que terminara con él y ella juntos en la calle y que después apareciera un cartel que dijera: “si querés ver algo más de la película, buscá en YouTube ‘Mariana y Martín’”, así podían ver este sobrefinal o bonus. La expectativa era que la película estuviera algunos días en la cabeza de la gente, con la ilusión de que se la lleven a su casa.

 images (3)

* ¿Te siguen llegando mails de los espectadores? Porque eso, de algún modo, hace que la película conviva con vos todos los días…

Es verdad, no había pensado en eso. Sí, me llegan todos los días. Mails personales, de gente que vio la película diez veces, de gente que me cuenta cómo fue su día hasta de gente que se siente esperanzada después de ver la película. Lo mejor que me pasó fue que a una señora brasilera divorciada sus hijas le regalaran, para el Día de la Madre, una ventana. No creo que con nada más me pueda pasar un detalle tan lindo como ese.

 

* ¿El concepto de “¿Dónde está Wally?” siempre estuvo? Porque incluso se trasladó al afiche

La escena de Mariana con Wally estaba desde el corto. ¿Por qué Wally? Porque siempre me gustaron esos libros, es un libro muy juguetón, no conozco a nadie que no quiera jugar, siempre el desafío de buscarlo nos gana a todos. También era una buena manera de representar la angustia que siente ella frente a la multitud, eso de “¿Cómo me van a ver entre tanta gente?”. Me sirvió para definir al personaje de ella de una manera contundente.

* Eso es lo que genera que la gente se identifique con los rasgos de los personajes: los detalles; desde ella con su fobia a tomar un ascensor hasta él con sus ataques de pánico

Sí, las neurosis y las fobias, los males de la época. Cuando yo era chico el mayor problema que tenía la gente eran las caries, hoy se está muy a la defensiva. Yo, por ejemplo, tuve teléfono a los 21 años por primera vez. Si querías hablar con alguien tenías que ir a un teléfono público o si querías ver a un amigo, tenías que bajar y tocarle el timbre. En mi época uno iba a buscar la pizza, y el solo hecho de ir a buscarla te facilitaba que encuentres a otra chica que también estuviera ahí comprando.

* Sí, de hecho, Martín y Mariana fallan al conocerse por chat, y vos mostrás que el encuentro puede prescindir de la tecnología…

Sí, exacto.

* ¿Cómo fue filmar el comienzo, con todas las medianeras?

Éramos cinco personas, durante siete domingos con sol, cuando había menos tránsito. Eso se hizo ocho meses antes de empezar a filmar la película y en 35mm, con salidas totalmente anárquicas en cuanto a la elección de calles. Yo iba a en el asiento delantero y cuando veía algo, parábamos. Si pasábamos por la casa de un amigo, subíamos y filmábamos. De hecho, mucha gente me contó que ve la película hoy y le dan ganas de conocer la ciudad, a pesar de que muestra todas sus atrocidades arquitectónicas.foto-medianeras-6-093

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s