Gustavo Loza. La televisión que sí funciona

8698-B

Hay artistas que no buscan refugio. Que son ilegibles. Que entre la guerra y la derrota todo se permiten. Los otros leen, o creen saber leer a los demás. Gustavo Loza es un creativo extraño. Pudo tenerlo todo o perderlo todo, siguiendo las fórmulas establecidas, para el cine y para la televisión. Es director de Adicta Films, la productora encargada de los proyectos más exitosos de la televisión en los últimos años. Su inquietud le hace poner los ojos lejos, mirando al Norte, con toda la intención de también hacer series. Trae entre manos un proyecto con Fox y otro con Televisa, de los que prefiere no hablar todavía.

Dice que sus modelos poéticos y nacionales son Chespirito,  Los Polivoces, Cantinflas, Tin Tán y Los Soler. Y que su decisión de hacer televisión corresponde a que en este medio, es el productor el que tiene el control creativo de todo el producto. “Es mi obligación, escoger muy bien lo que voy a decir”, señala en entrevista.

Loza creó para Televisa la serie ”Cloroformo”, luego para Cadena Tres ”El Albergue” y ”La Clínica”, esta última aún en temporada y con un notable éxito. Sin embargo, no es un secreteo que su proyecto ”Los héroes del Norte” ha resultado todo un fenómeno mediático, un guiño a la razón de ser mexicano, un espejo, una burla, un abrazo. Gustavo Loza es el autor de películas como ”Atlético San Pancho”, ”Al otro lado” y ”La otra familia”. Tiene una visión global y, aunque el cine es una de sus pasiones, se asume como creador pero no se pierde en el romanticismo.

—La tercera temporada de “Los héroes del Norte”, un proyecto sin duda, muy exitoso… ¿Cómo inicias este año?

—Es un proyecto grande. Me siento muy satisfecho, muy orgulloso. Inició con una apuesta arriesgada, además fue un proyecto extraño, lo tuvieron enlatado casi un año en Televisa. No sabían cómo abordarla, sufrió cierto maltrato al inicio. Pero es una serie mexicana, irreverente, una serie orgullosa de ser mexicana, se burla de todos nosotros. Y eso me parece muy bueno. Sin complejos. Además se convirtió en un fenómeno porque salió en México y en Estados Unidos y rompió récords de audiencia. Lo más interesante, es que no es una serie, es un concepto. Estamos por sacar un disco, ya tenemos un show cómico musical que se ensayó, estamos por iniciar una gira a nivel nacional también en Estados Unidos.  Los héroes del Norte fue como mi regreso a la televisión.  A mucha gente —del medio— la hizo pensar en torno a lo que se está haciendo en la televisión, por qué hemos estado copiando modelos extranjeros, formatos que no son nuestros y copiando a los argentinos. Parece que nos da pena ser mexicanos, hablar desde nosotros… No sé. Yo soy chilango y a mí me molesta que no seamos capaces de ver más allá. Tenemos un país enorme, increíble… no solamente existe la Condesa, ni el Centro ni la Vecindad. Se deben tender puentes con todo el país.

Por otro lado, pues estoy cerrando ”La Clínica” con Cadena Tres, nos falta mes y medio de grabaciones.  Me invitó Cadena Tres a producir dentro de un horario de telenovela, para hacer 120 capítulos. Finalmente me dijeron que hiciera lo que yo quisiera, entonces creamos esto que es algo híbrido con comedia y de alguna manera estamos reinventando un género. Es una apuesta interesante, diferente, ahí le apostamos a darle la vuelta a la programación de Cadena Tres. Porque ellos habían hecho puro drama y pura telenovela. ”La Clínica” funcionó bien.

—¿Cuál es tu responsabilidad como productor ante la televisión en México?

—Yo me considero que soy un creativo, un generador de contenidos en términos globales. Mira, a la última película que hice le fue muy bien, ”La Otra Familia” se estrenó con éxito en México y Latinoamérica, un trabajo polémico pero que vieron menos de dos millones de personas, que es un número importante, pero, si comparas el alcance del cine, un proyecto al que le dedicas dos años de tu vida y además alcanzas apenas a pagar sueldos, pues no te salen las cuentas, además de que te expones a que las exhibidoras y las distribuidoras te traten mal. Pero luego volteas  a ver a los 12 millones de mexicanos que vieron el primer capítulo de Los héroes del Norte. No puedes comparar.
Producir televisión es una enorme responsabilidad y va más allá del tema económico. Aquí hay algo muy importante y es el análisis de que la televisión mexicana no se va a levantar si no hay conceptos innovadores. Nosotros como mexicanos, en televisión, éramos líderes. Y de pronto todo se vino para abajo. Yo un día me pregunté que qué pasaba en México que no se hacían series —mira tú las norteamericanas que son maravillosas. Aquí los cineastas le hacen el feo, pero hoy para mí la apuesta es la televisión. Y en términos prácticos técnicos no hay diferencia entre hacer una serie y una película.
02 De otro
—El Patio de tu casa es México ¿Cómo está ese patio?

—Híjole, fíjate que el patio está abandonado. Es hermoso a pesar de que hay tanta gente que no lo volteamos a ver. Hasta hace poco era un patio violento e inseguro, sin embargo también tiene gente y lugares hermosos. Una cultura extraordinaria. Es un lugar que me apasiona. Me faltan ojos, tiempo y talento para llevarlo a la pantalla, de aquí no me salgo, lo tengo que explotar y casi nadie lo hace. No entiendo por qué en nuestro país, para filmar se van a lo barato, al narco, a la violencia si hay mucho más.

 

Dolores Tapia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s