Soy lo que Soy , entrevista con Gustavo Loza

De dónde vienes ciudad, familia, tradiciones?

Soy chilango!! Vengo de una familia muy peculiar porque mi mamá fue una chica de clase alta y mi papá de clase baja, como telenovela! Mi mamá tenía mucho dinero bueno su familia.

Y no hubo dilema entre las familias tal cual como una película de “amor prohibido”?

Si claro que hubo, no me sé tanto la historia porque era muy chico pero si me di cuenta. Mi mamá vivía con las diferencias  y los prejuicios, el trato, y esas cosas de la familia, con quien te juntas, donde vives, el apellido…Por otro lado mi papá un aguerrido de familia numerosa, de barrio bajo.

Casualmente los dos son de Michoacán pero nacieron en México. Mamá de abolengo y mi papá pues de un pueblo. La característica de mi papá es que era actor, cantante ranchero,  y también formó parte de la Asociación Nacional de Actores tenía un puesto importante ahí. El andaba en las películas, en telenovelas, en los palenques cantando.

Y cómo se conocieron?

Fue muy curioso porque mi mamá conoció a mi papá en la pantalla de cine. Mi mamá fue a ver una película y vió a mi papá, y dijo ¡wow que guapo! Y una amiga le dijo “yo lo conozco te lo puedo presentar” y ahí empezó la historia. Se conocieron de chavititos, se casaron y pues llegamos los hijos, fuimos 4, yo soy el menor, y si hubo conflicto porque a pesar de que era actor, y galán y todo eso pues la familia no se la compró nada.

Hubo mucha diferencia en cuanto al trato en nuestra familia, a diferencia de las familias de  las otras hermanas. A mi mamá no la apoyaron tanto y nosotros siempre éramos como los jodidos de la familia del lado de mi papá.  Y pues él con una chamba totalmente inestable, como tu y yo lo sabemos, un día tienes otro día no, y así fue… de ahí vengo… esos son mis orígenes.

Con esta historia familiar ¿Cómo fue tu infancia?

Mira!! Es una  buena pregunta porque…. De pronto me quedé con una frase de un maestro de primaria que me dijo: tú has tenido que vivir cosas que no te tocaba vivir a esta edad, pero ni hablar…

¿Viviste muy rápido?

Pues muy rápido y muy fuerte, pero también padre, porque al final es vida, y no todo es felicidad, y  alegría, bueno por lo menos en mi vida no fue así…

¿Cuáles los recuerdos que marcaron tu niñez?

Tuve momentos muy felices, increíbles pero también muy duros.

Viaje mucho, curiosamente solo, pero viajaba todos los años.  Eso puede ser como mis mejores recuerdos de infancia porque desde   los 6 años yo jugaba futbol, y en la escuela donde estaba en el “Instituto México” de maristas, religiosos y demás, le daban mucha importancia al deporte, y cada año viajaba con la selección a jugar torneos internacionales, entonces mi mamá ahorraba todo el año para que yo me pudiera ir. Así conocí cualquier cantidad de ciudades en  Estado Unidos, Canadá, Alemania, Brasil. En una familia se podían recibir 5 , 2 o 1 , cuando decían solo uno, todos: Gustavo!! Y me decían: no es que eres muy fuerte, y tu carácter, y tu temperamento, y no sé qué. Pero al final era una bendición porque era el consentido.

8698-B

Me acuerdo perfecto de todo. Un  día fuimos al río Rin, y era un espectáculo porque aparte de los torneos íbamos a cantar y tocábamos canciones mexicanas, a todo mundo le encantaba pues era parte del show, muy padre,  porque con esos chavitos crecí, aún sigo teniendo contacto con algunos, son mis amigos de toda la vida desde los 6 años. Para mi tener el sueño cada año de que si salía bien en las calificaciones me iba a ir de viaje era lo mejor. Ese creo que es mi mayor tesoro de infancia. En cambio no tengo ningún recuerdo de un viaje familiar, nunca lo hice, siempre fue con un equipo, y eso tiene que ver mucho en mi vida. Para mí el futbol tiene una lección de vida, trabajar en equipo , no solo eres tú, no hay egoísmo, todo tiene que ser pensado en función de un equipo, hay que sacrificar, hay que levantarse, hay que ir a dormir, hay que apoyar… en fin todo eso.

Y por el otro lado a los 7 años mi papá tuvo un accidente muy grave, le cambió la vida a toda la familia, a todos nosotros, en ese accidente murieron 6 personas. Mi papá iba con su amante y con una niña que era su hija, tenía dos o tres años. Venían de Querétaro de un palenque donde se presentó y se le metió una camioneta en sentido contrario. Solo sobrevivieron su amante y él. Pero pues no sé,  no es juzgar pero de pronto digo , quizá hay karma o algo de eso, porque los dos quedaron vivos y los dos quedaron exactamente con la misma lesión en la pierna derecha, que los inhabilito para volver a caminar bien para toda la vida.  Imagínate los dos estaban en el mismo hospital y estuvieron así un año hospitalizados hasta que salieron adelante.

¿Cómo le cambio la vida a tu papá?

El decidió no volver a actuar porque estaba cojo, fue todo un proceso de rehabilitación, primero salvarle la vida, luego las piernas, que no se las amputaran,  operaciones, operaciones  hasta que salió del hospital. Muletas, silla de ruedas, y finalmente pudo caminar, pero no volvió a actuar ni a cantar.  Entonces se amargó tremendamente, y nos amargó a todos. Eso cambio totalmente nuestras vidas.

¿Y tú mamá?

Mi mamá estaba cómoda, “bién”, trabajaba como nutrióloga  en un programa de televisión como  el de “hoy”  . Tenía su sección de dietas, y nutrición y pues era, supongo muy feliz. Y después de eso pues se acabó. Ella se tenía  que meter a trabajar de tiempo completo para sacarnos adelante a los cuatro que éramos muy chavitos, yo tenía 7, mis hermanos eran adolescentes, mi papá se desafanó totalmente, y nunca más se volvió a encargar de nosotros.

En el momento que pudo levantarse de la cama, se fue a vivir a Los Angeles, iba y venía, no se divorciaron, y mi mamá hecha a la antigüita aguantando, aguantando, sabiendo todo, nunca dijo nada y se encargó totalmente de nosotros económicamente. Ahí fue cuando nos apretamos durísimo  porque pues si estaba cañón, salir sola adelante con 4 hijos es fuerte, muy fuerte.

¿Entonces a partir de eso se acabó el sueño del futbol?

¡Pues no! porque sabía que era lo mío, así que estudié con becas, toda mi vida así fue, con becas.

Me hice muy consciente desde muy chavito porque dije yo quiero estudiar, tengo que conseguir la beca sino me voy a ir a una escuela pública.  Así que me puse las pilas para estudiar y jugar futbol.

Así seguí,  y a los 19 años  jugaba diario. En el Cum y en el Asturiano me pagaban por jugar ahí. Y luego me dijeron que me debería ir a profesional, y empecé a jugar en Pumas, y luego en Cruz Azul.  Fue poco tiempo pero lo hice, y me decepcioné terriblemente porque no había apoyo de parte de mi papá, realmente el solo se aparecía para … la neta para joder!

Ahora lo entiendo como hombre, pero como hijo no.  El realmente nada más quería que fracasáramos, consciente o inconscientemente quería eso para sus hijos, entonces hacía todo para que no lográramos nada. Todo el tiempo eran críticas y críticas y tú no puedes, y que vas a hacer,  y tú no eres bueno… y por ejemplo nunca me fue a ver jugar futbol… jamás en la vida.

Él no sabe como juego. De hecho me buscaron para jugar en la selección infantil mexicana, y necesitaba una carta de autorización  firmada por mi papá y mi mamá, y me dijo: “ayyy cabron ¿a poco si eres bueno?”… y eso fue suficiente para  que no quisiera saber nada. Rompí la carta y dije: “no me dejaron”, y no fui.  Ya después crecí y dije: que se vaya al carajo. Y lo hice así . Pero no había apoyo, era muy chico, a los 17 años  yo salía de la casa con mi maleta con mis tacos adentro y me sentía un criminal, tenía que salir a escondidas, para que si andaba por ahí no me viera.  Era como si me fuera a drogar. Y me decía ahí de ti si se te ocurre jugar futbol que no se que,  te vas a morir de hambre, no vas a lograr nada, y no te apoyo.

Y cuando ya decidí dejar ese sueño del lado fue cuando un entrenador del Cruz Azul me dijo que llegué dos minutos tarde al entrenamiento y que me regresara a mi casa, y le dije aguanta vengo de la universidad, era un rollo porque salía de la clase, corría,  agarraba mis cosas, más los estudios …se lo dije, y  respondió, pues así sígale porque aquí queremos futbolistas no licenciados. O juegas o te vas a estudiar.

Fue determinante, no me pareció buena apuesta, a mis 19 años era mi sueño debutar en primera división y tienes la carrera contra el tiempo, que no te lesiones, que seas muy bueno, que si te vean, que si te escojan, y después pues no me conforme con eso porque yo quería ser parte de la selección nacional, jugar en Europa, tenía muchas aspiraciones. Pero cero apoyo en la casa, cero apoyo en los equipos, yo no tenía dinero, y era diferente a los demás. No tenía ni coche, mi primer coche lo tuve a los 23. Pero bueno para ellos yo era diferente porque no venía del barrio, de una vecindad. Todo era como una cuesta, muy larga, muy complicada, no me pasaban el balón, me querían tirar o lastimar porque según ellos yo era un fresa. Y no sabían ni quien era, había discriminación, y esas cosas si quieres llegar a ser profesional las tienes que aguantar.

¿Y como apareció el cine?

A los 19  la verdad yo sentí que tuve como un momento de iluminación y en la soledad me pregunté: ¿qué hago?.  Yo quería estudiar y mi otro gran sueño era ser director de cine. La pensé y sabía que en el futbol tenía una fecha de caducidad, el tiempo corría, y no necesariamente porque seas bueno vas a llegar. Y en ese momento lo único que necesitaba era el apoyo. El moral nada más, que te digan adelante, y no amenaza tras amenaza. Así que empecé a luchar por ser director de cine. Pero pues estaba más complicado, te lo pongo en cifras. Por ejemplo hay entre 400 y 500 futbolistas profesionales de primera división. Cuando yo decidí hacer una película no había más de 30 directores, se filmaron en ese año 3 películas. Pero no tenías fecha límite, yo pensaba me puedo tardar toda una vida, puedo debutar a los 60 años, pero lo voy a lograr, tarde o temprano pero así será. Entonces me propuse que a los 30 años iba a estar haciendo mi primer película, largometraje. No sabía como porque antes se debutaba mucho más grande como a los 35, 40 años. Ahorita ya con la tecnología y todo puedes hacer tu película solo. Así que colgué literal los tacos y me fui a buscar el otro sueño.

¿Y ahí si hubo apoyo?

No. Tampoco. Pero curiosamente mi papá después de toda su odisea, empezó a escribir películas, como guionista y luego se hizo productor y después director. Formó parte de su honrosa generación que no es mala onda pero es una realidad, la de todos los videohomes mexicanos de los 80s  que acabó con el cine. Cine  de ficheras y cine de narcotraficantes.

Es la que le tocó y aparte sin estudios fue haciéndose camino para aprender y  pasarse detrás de las cámaras. La verdad yo nunca quise acercarme a él, y pues si nos distanciamos muchísimo más. Cuando le dije que tenía toda la idea de hacer cine, dirigir, crecer, me dijo vente a trabajar conmigo a jalar cables,  y le dije no, yo quiero estudiar. Yo suponía que habían escuelas de cine y me dijo  esas son pendejadas si quieres aprender vente conmigo a trabajar y te voy a poner a levantar cables.  Le dije pues no  no lo voy a hacer y menos en las cosas que haces tu. Y bueno eso ya fue  la sentencia de muerte de la separación total de mi papá por muchos años.

Curiosamente el estando en este medio  decía si quieres te apoyo pero si te metes a estudiar ingeniería , derecho o lo que sea, sino no te voy a pagar nada.

 Al final no me importó porque nunca me había pagado nada. Y pues si, con mucha soberbia y orgullo a esa edad me fui.  Pero si quiero aceptar que una forma de como empecé a aprender, fue cuando mi papá a veces iba a la casa donde  tenía un estudio con todos sus libretos de películas que había hecho, en las noches cuando él se quedaba, yo  bajaba a ver que había, porque no sabía cómo era un guión, así que me ponía a estudiar yo solo, y entendía, y aprendía en silencio. El no lo sabe. Pero si,  nunca trabajé con el.

¿Y cuándo y cómo empezaste a estudiar ?

otrolado-poster

Pues sucedieron muchas cosas que son muy largas de contar, pero hice un año de administración de empresas por presión de mi papá y fue lo único que el pagó, porque decía que eso si era una carrera no como mis pendejadas. Y en esa crisis de ¿qué hago?, el futbol, el cine, no sabía que onda.  Esto fue en el 89 yo tenía 19 años. Justo en ese año se muere mi mejor amigo, que eso fue fatal. A mi esto me hundió casi dos años porque aparte no fue una muerte natural fue violencia. Me corrieron de la escuela  porque no participaba, no nada porque estaba totalmente ido y pues toque fondo. Muchas cosas pasaron en ese año, tuve un accidente automovilístico donde casi me muero, mi mamá cayó en un psiquiátrico por la depresión porque mi papá después de muchos años la dejó, todo, todo se juntó ese año, y acabé sacando copias fotostáticas en un banco.

Así a ese nivel, tenía la necesidad de ocuparme y también pues como que me castigué yo mismo, fue como una lección de vida a ver si valoraba, y pues ahí empecé a construir otra vez,  la pensé bien, en que podía seguir adelante y retome todo. Dije: como sea la voy a lograr.

¿Qué fue lo que te sacó de ahí tan drásticamente porque hubiera sido muy fácil perderte de cualquier forma?

Pues todo, de hecho mi hermano el mayor, en esa época estaba totalmente metido en drogas y me quería jalar, me quería arrastrar. La familia desecha, mi mamá en el psiquiátrico mi papá perdido, la muerte  de mi amigo, y yo absolutamente solo. Ahí fue, ahí fue, cuando dije o hago algo o me voy a morir.

¿Y cómo le hiciste?

 En ese momento saqué toda mi fortaleza, física, mental y dije ¡se acabó! Me voy para adelante, yo no me voy a quedar aquí.

¿Cómo y por dónde empezaste?

Fui a la ibero y pedí una oportunidad, no querían porque era un alumno problema y mi currículum e historial no me ayudaban, hasta que hubo un wey del departamento de comunicación que me escuchó,  supo mi historia y se sorprendió. Me dijo que nunca se lo  hubiera imaginado y no sé que, me dió la oportunidad de hacer un examen, lo hice y fue el mejor examen de admisión,  entre a estudiar comunicación. Sabía que había sistema de cine y demás. También sabía que habían becas, porque yo no tenía quien me pagara, ni tenía dinero. Entonces lo que pasó fue que yo terminé estudiando gracias al futbol.  Entre a la selección y pues les mentí porque les dije que si no me daban beca al 100%  yo me iba a ir a jugar al TEC o  la UP, cosa que no iba a pasar  nunca pero mordieron el anzuelo y me dieron la beca al 100%. Entonces así estudie la universidad, y por eso nunca me salí de la ibero, porque muchas veces me han dicho porque no te fuiste al ccc, o al cuec, y les digo pues porque la ibero no me costaba. Y era muy feliz habían chavas guapísimas, me la pasaba increíble, y pues valoraba lo que tenía totalmente. Y de manera muy fácil me convertí en un muy buen alumno en las materias que tenían que ver con cine, fotografía, televisión. Era el mejor siempre, no permitía que no fuera el mejor. Ahí comencé a hacer mis primeros cortometrajes, y jugué con la selección, así estudié.

¿Cuáles son tus mejores momentos para inspirarte, que te mueve, sensibiliza?

El contacto con la gente, antes pensaba que eso era como una pose o un discurso hueco cuando te decían, “tienes que vivir para contar historias”, y si, es totalmente cierto. Yo  considero que soy una persona que tiene muchas cosas que decir y que contar gracias  a la vida que he tenido, tengo mucha calle, no nací en cuna de oro, crecí en un barrio, viví en la calle muchos años, me rompí la madre en la calle literalmente para que me respetaran, para seguir adelante, vi todo, me aleje de todo, no caí, creo que por lo menos tuve la inteligencia de poder discernir entre lo bueno , y la malo , lo que sí y lo que no, salir lo menos raspado posible, y todo eso te inspira.

También me inspiran muchísimo los viajes, el contacto con la gente, las historias, veo una foto, o hablo con alguien y ahí comienzan a surgir las historias, es como mi fuente máxima de inspiración.  Las fotos también me inspiran tengo muchísimas fotografías miles y miles, soy como un fotógrafo frustrado.

¿Con tantas cosas vividas,  te llegó el momento de ser papá,  y sin haber crecido con uno como fue?

Me tocó ser papá en una época muy buena, a los 30. Así que no paré, de los 14 a los 30 hice todo lo que tenía que hacer y más, desmadre  total. No me puedo quejar que quería vivir más, y por eso asumí la paternidad totalmente, primero a los 30 y luego a los 32. Fue increíble porque  a pesar de las  trabas  en la vida, limitantes, y enemigos entre comillas que pueden ser tus mismos familiares, acaban siendo tus mejores aliados y tus más grandes  impulsores en la vida. Son los que o te hunden o te llevan hasta arriba. Y en este caso yo tenía claro que no quería  ser papá como mi papá, para nada, ningún niño se merece algo así y dije: si algo voy a hacer voy a luchar para ser un excelente padre, lo mejor que yo pueda darle a mis hijos, y es lo que he tratado. Tengo una excelente relación con ellos. Soy divorciado, eso me pesó muchísimo pero finalmente yo creo que a veces es mejor por separado, y teniendo una relación sana con la mamá. Así las situaciones de pronto son mejores, más amables para los niños si decides de manera madura y consciente separarte a estar con pleito permanente con una persona y viviendo un infierno en la casa  como si fuera un hecho  tener que tener a la familia reunida. No creo en eso.

¿Crees en algo o alguien que te pudo haber llenado de fuerzas en los momentos que más las necesitabas?

Si, por supuesto creo en Dios, en un ser supremo. Soy católico de nacimiento, pero no ejerzo porque creo que la iglesia tiene muchas deficiencias. Finalmente se hizo por el hombre, y en esa medida hay que tomarla, me parece un mecanismo total de control de la población, de una sociedad, de un país, entonces yo creo en algo más allá que eso, creo en el bien y en el mal, en el equilibrio, en el karma, en el darma y si definitivamente creo en un ser supremo todo poderoso, y te lo puedo asegurar. Yo si te puedo contar…ahora sí.

Y no de mi accidente  porque lo que le pasa a uno de pronto no es tan grave. Yo estuve al borde de la muerte a los 19 años y no creas que encontré a Dios ahí!! Ni madres.

Cuando eres papá es cuando de veras valoras lo que es la vida  y muchas otras cosas. Cuando andas solo por la vida eres muy irresponsable, y te vale madres todo, no reparas en pensar y considerar a nadie, no entiendes por qué tus papas se preocupan tanto, y tantas cosas, hasta que de pronto eres papá y entiendes muchas cosas. Te hablo de todo esto porque apenas hace 5 meses tuvimos un encuentro personal muy fuerte con Dios mi hijo y yo. El más que yo porque estuvo a punto de morir, y yo te puedo decir que tal vez murió y regreso. Fue un accidente tremendo, horrible, que no había manera de que saliera vivo, no entiendo, sólo con una intervención divina pudo hacerlo. No había manera . Y yo estuve ahí, yo lo viví. Solamente Bruno y yo sabemos lo que fué, y como pasó. Y él y yo, más que nadie en la familia estamos claros que si está vivo es porque un ser supremo decidió darle la oportunidad de dejarlo aquí cuando ya se lo había llevado.

cine05
¿Que hiciste te encomendaste a Dios?

No, no me dió ni tiempo, simplemente me negué a toda posibilidad de que se muriera de esa manera. Y es muy fuerte. Igual podrían decir que estoy loco  o lo que sea, y me vale madres, porque yo lo viví de manera real. Yo nunca me rendí, y le seguí hablando y hablando y tratando de hacer algo por su vida, y de pronto abrió los ojos.  Y por supuesto que todo cambia para el, para mi,  para la familia, y ni modo de no creer, de no estar agradecido con la vida con esa oportunidad que nos dio porque no todo mundo la tiene. Hay gente que se va, se van niños, jóvenes, adultos y por menos . En un instante te puedes ir, como nos sucedió, todo estaba tranquilo, todo en paz, sereno, felicidad y en 3 segundos estaba al borde de la muerte. Se fué y regresó. Todo mundo me decía, tú le salvaste la vida y no. Yo simplemente estaba ahí, hice lo que tenía que hacer y curiosamente todo lo que hice como intervine,  era lo necesario para mantenerlo con vida hasta que llegamos al hospital, y yo no tenía el menor conocimiento de primeros auxilios.

¿Se puede saber que hiciste?

Él tuvo un accidente muy grave se cayó en un cenote a cuatro metros de altura  y se enterró una estaca en el pecho del lado derecho, una herida terrible, totalmente abierto el pecho, todo a flor de piel, órganos expuestos, fractura expuesta , perdió mucha sangre. Lo acosté, no había nada que hacer, pues era demasiado el daño y el ya se había despedido. Se despidió de mi , de su mamá , de su hermana, y dijo que se iba a descansar con Dios… estaba consciente e inmediatamente cerro los ojos.  Después pues no supe exactamente cuánto tiempo habrá pasado hasta que los volvió a abrir pero en ese momento estaba blanco, totalmente mal, y la gente que estaba ahí se volteó  y me dieron la espalda como respetando la situación, el duelo, y yo seguí, seguí hablándole, besándolo y le empecé a meter los órganos al cuerpo. Y no sé… me pareció que era lo que tenía que hacer. No dejarlo ahí. Y con todo el amor le hablé, y le metí víceras, pulmón, todo lo que había ahí y lo cerré, le puse la mano derecha encima y le seguí hablando y en ese momento despertó, abrió los ojos, y me dijo: tu nunca me has fallado papá, y le dije: no, y me dijo: yo confió en ti, y me tomó la mano. Y empezó a luchar. Ahí todos dijeron no puede ser, sobrevivió, y cuando vi mi mano no me preguntes como pero dejo de sangrar, y así lo agarré inmediatamente y nos subimos al coche de un amigo y nos llevó a un hospital que todavía estaba a una hora de ahí porque estábamos en plena selva. Y lo mantuvimos vivo así… increíblemente. Yo le decía en el camino, todo está bien, tranquilo, y vamos a salir adelante de esta tu y yo, y todo el tiempo íbamos tomados de la mano y la otra mano en su pecho y hablándole, hablándole y hablándole, no te duermas, aguanta y empezamos a platicar de 1000 cosas hasta que llegamos al hospital. Inmediatamente lo intervinieron  y cuando salió el doctor me dijo: pues no sé qué hiciste  o si creas en algo superior, pero hay cosas que medicamente no se pueden explicar.

De ahí entro a terapia intensiva, obviamente se le perforo el pulmón, fractura de dos costillas, infección, 1000 cosas pero salió adelante… y hoy esta jugando futbol felizmente!!.… Y ya salió campeón de Pumas!!!

Son experiencias que no dejan la menor duda, por lo menos para mi, para mi vida, para mi hijo, y  a la familia por supuesto.

Captura de pantalla 2014-01-20 a la(s) 19.02.23
¿A partir de eso cambio la relación con tu hijo?

Si! … siempre fue buenísima con los dos, pero puedo decir que esta unión va a prevalecer para siempre, muy fuerte … los lazos que se estrecharon a partir de esto serán eternos, y lo sabemos y nos vemos a la cara y no dejamos de comentar , de sacar lo sucedido y demás. Sólo cuando estamos solos, cuando hay gente casi no lo platicamos .

¿Tu hijo Bruno te ha platicado de Dios?

Totalmente, al día siguiente cuando estaba en terapia intensiva estuvo todo el día hablándome de Dios y me decía puntualmente lo que yo  tenía que hacer, a quien le tenía que hablar y que les tenía que decir y no paraba de hablar y como estaba muy delicado yo le decía ya no hables más descansa y me salía y volvía a regresar y me decían es que su hijo quiere hablarle y seguía hablando y hablando diciéndome que era todo lo que tenía que hacer, con que personas, que decirles, puros mensajes. Y me dijo  si salimos adelante de esto te pido que me hagas una misa para agradecerle a Dios. Y fue lo primero que hice llegando a México con él.

 

¿Cómo recibiste una  experiencia tan delicada?

Al final es una bendición de un evento desafortunado, muy duro, dramático, y pues finalmente difícil de superar, y que le tienes que ver el lado bueno, y el bueno es que hay una oportunidad y que está vivo, y que no tiene consecuencias más que una cicatriz de la herida que ahí quedará como recuerdo. Pero es una oportunidad de vida para todos.

 

¿Tu vida cambio antes y después del accidente?

Si claro totalmente.

¿Cómo eres hoy día?

AlOtroLadoVivo al día, vivo intensamente todos los días de mi vida, y mi hijo y mi hija igual, y todos. Y no es que seas dramático pero la verdad es que nunca sabes hasta cuando vas a estar aquí. Y nos hemos acercado mucho a Dios. A nuestro modo, nos hemos unido mucho como familia. Bruno se la pasa hablando con la gente, y les platica la experiencia, del dolor de la vida… a los 11 años!.… Y yo igual.

Cambia totalmente la perspectiva de la vida, las prioridades, la visión, la óptica, todo cambia, entonces como que hubo reordenamiento total en mi vida en base, deseos, ilusiones y demás. Me he llegado a estabilizar, a pensar, a valorar. Obviamente mi parte espiritual ha  crecido tremendamente la tenía totalmente abandonada y eso de algun modo se refleja en lo que haces. Mucha gente se ha ido de mi vida, otras han llegado y es un proceso natural, que así lo debes de tomar, y nunca dar nada por hecho y agradecer diario que  despiertes, que llegues a dormir, valorar todo.

Las cosas no son tan malas como crees que son, casi todo lo que te pasa es bueno , al final todo tiene algo bueno siempre, nada más hay que saber esperar, y saber observar y saber leer los mensajes de Dios. Y ahora yo me dedico a observar, si antes lo hacía por el cine y demás pues ahora más. Ahora observo la vida, y claro que hay mensajes por todos lados, todo el tiempo, nos pasan por enfrente de nuestras narices y no nos damos cuenta, y hay que estar atentos a los mensajes que nos manda la vida, ahí está todo. Observar y esperar.

¿Ahora a dónde vas, que buscas, que quiere dar Gustavo Loza?

Pues mira siempre se lo digo a Bruno, y es como cuando tuve mi accidente a los 19 años que todo mundo te dice que tienes una misión, que por algo te quedaste, y vives toda vida preguntándote ¿cuál es la misión? Y  puedes mal interpretar, y a veces puedes creer que el éxito se refiere en cuanto a lo profesional, y la realización se refiere a tener una familia y niños, y ser felices y todo tiene que ver con una posición social y económica y con el éxito profesional.  Siempre me quede con la idea de las misiones… de pronto te puedes equivocar muy fácil y pensar que tu misión es ser exitoso, y ser una figura pública, y ganarte premios y que te adulen y esas pendejadas ¿no?  No te digo que no es uno de mis sueños ganarme un Oscar pero no vengo a eso en la vida, y te puedo decir que no sabía exactamente a que venía y estaba confundido tal vez con el tema profesional,  y pues si, vengo a contar historias pero ….   hoy le digo  a Bruno ¿sabes cual era mi misión en la vida?  estar el día de tu accidente, y colaborar para que tu sobrevivieras, esa fue mi gran misión en la vida, y si lo creo, yo nací para ser papa de Ximena y Bruno y para que en ese momento pudiera ayudar  salvar la vida de mi hijo. Esa ha sido la más importante misión en mi vida, y por eso en mi accidente pasado no me morí porque tenía que estar para ti. Y no es casualidad que yo sea tu papá.

Hoy yo digo, “que lejos estamos muchas veces de la verdad”, ahí  afuera no está la búsqueda, esa está en tu interior, en un viaje hacia ti que tú tienes realizar, y encontrar la paz en tu vida, el amor. Disfrutar plenamente tu existencia, tus seres  queridos, ahí está realmente. No necesitamos tanto y mucho menos económicamente.

Así que a partir de esas reflexiones que hemos tenido yo tengo no demasiadas cosas para aspirar como ser humano, más que crecer espiritualmente y ayudarle a la gente y dejarles a mis hijos una filosofía de vida:  ser congruente. Y que el día que cuando yo muera (que ya no le tengo miedo en absoluto) dejar huella y que aunque no sepas si antes hiciste bien las cosas o hiciste daño, pues al final somos humanos.  Quiero dejar huellas… no cicatrices en la gente, ese sería realmente mi objetivo.

Y ya hablando en otra cuestión pues la vida, sigue, y tienes trabajar y seguir los sueños,  y demás. Pero esos ya son en un segundo plano. Quiero regresar al cine. Pues después de “La otra familia “que fue una película que me costó mucho trabajo realizar, y que hoy vivo orgulloso de saber que la hice y creo que aporte un grano de arena en la  construcción de una sociedad más sana y más justa en México y en el mundo a través de estos temas.

Y a veces me preguntaba ¿qué película tengo que hacer?, y ahí están las señales siempre. Y tal vez  puedo hacer la película de los “héroes del norte” que es una cuestión comercial,  nos ha ido muy bien, y nos divertimos,  y generamos risa  a la gente que es algo muy padre de regalar.

Pero ya hablando de una meta que yo quisiera y me interesara. Pues ahora estoy escribiendo un guión. Que es a partir de mi experiencia y  quiero hacer una película del dolor de la vida a través de mi historia, no todo pero creo que tengo mucho que decir y que contar, y estamos de acuerdo Bruno y yo en poder llevarle a la gente el mensaje y la experiencia, y nos llena de emoción.

También hay otros planes de poner un pie en  Los Ángeles abrir una oficina de Adicta. Tenemos un proyecto de una serie con Fox que se produce en E.U. y quiero ir a jugar las grandes ligas porque desgraciadamente México ya no da para más creativamente hablando,  ya no es un reto, creo que lo que podíamos lograr ya lo logramos, y además seria estancarnos y creo que la competencia verdadera esta allá a nivel mundial,  eso es algo que me emociona,  me pone retos y aspiraciones.

Honestamente estoy cansado de la manera que te tratan y maltratan aquí en México, de los monopolios que existen, la falta de oportunidad, de visión,  entonces es muy bueno mirar hacia otros lados y claro que me llevo a mi familia.

También quiero montar una obra de teatro, que primero Dios ya está en puerta para dentro de poco, una experiencia que me hace falta en esta vida.

 image-2¿Hoy como vives?

Feliz, completo, pleno, agradecido, siempre con sonrisa, no me guardo nada, digo lo que debo de decir, no hay secretos en mi vida, también me quejo, no me gustan las injusticias, reclamo, no me gustan muchas cosas del país en el que vivo y me gustaría hacer algo por eso, de pronto quiero ser parte de un cambio necesario, pero el cambio debe de empezar por mí, sino no hay manera de hacer nada.

Me siento totalmente orgulloso de mi vida, así es la vida : cabrona definitivamente… hija de la chingada, pero maravillosa, intensa, llena de vuelcos, de mensajes y me gusta, me gusta mi vida hoy día te puedo decir soy feliz con la vida que tengo y he tenido, me siento afortunado. De verdad lo creo y lo siento.

¿Para concluir a quién le agradeces?

A muchas personas que han sido fundamentales en mi vida, y curiosamente e irónicamente en primer lugar a mi papá. Porque fue mi gran motor sin quererlo, sin saberlo, y estoy en paz con el. Hoy  es un hombre  de 81 años y he aprendido a respetarlo,  a entenderlo, a no juzgar y que cada quien siga adelante con su vida, hoy tenemos una buena relación.

Obviamente mucho a mi mamá. Al padre Vigil  que fue rector de la Ibero, él fue fundamental en mi desarrollo, me apoyo totalmente cuando nadie estaba alrededor. A Jaime Ponce que fue el director que me puso por primera vez una cámara de cine en mis manos en primer semestre cuando nadie podía filmar hasta el octavo semestre, el me ayudo a empezar. También todas a mis parejas, finalmente son maestros que te encuentras en la vida, que llegan a enseñarte y si ya no están en tu vida no pasa nada así tenía que ser, y tal vez hay quienes  no lo entiendan, e incluso  una no me habla, pero quizá lo entienda más adelante. Entonces agradezco todo el amor, la pasión el tiempo que estuvieron conmigo.

A mis hijos obviamente y con todo mi corazón, son mis más grandes maestros y ahora más que nunca.

Y en fin a determinadas amistades, que han sido cruciales, y casualmente tengo muchos amigos que son gente mayor, no se, quizá yo sea un alma vieja, se me da de manera natural, y con los de mi edad pues me cuesta un poco más trabajo relacionarme. Y evidentemente pues a este ser supremo, le agradezco infinitamente la oportunidad de que Bruno este con nosotros, y podamos dar testimonio y saber que en esta vida te puedes equivocar y levantarte.

 

 

 
image-3
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s