Paco Cabezas: “Me harta un poco el victimismo del cine español”

Algunos críticos le describen como el Quentin Tarantino español. Razones no faltan teniendo en cuenta esa combinación de humor y violencia que tiene su cine. Pero, además, al igual que el cineasta norteamericano, Paco Cabezas (Sevilla, 1978) también trabajó como empleado en un videoclub mientras intentaba que alguna productora se interesara por sus guiones.

No fue fácil. No todos entendían su cine. Pero poco a poco fue haciéndose un hueco. Primero rodó el corto Carne de neón en 2005 y dos años después llegaría Aparecidos. Más tarde firmaría los guiones de SexyKiller, Bon Appétit y Spanish Movie. Finalmente Morena Films le daría la oportunidad de convertir en largometraje Carne de neón en 2010. La cinta no funcionó en taquilla, pero atrajo el interés de la crítica y, sobre todo, de Hollywood.

Fruto de ese interés es su próxina cinta Tokarev, un thriller de acción protagonizado por Nicolas Cage que se estrena este próximo viernes 27 de junio en salas. En él, Cage interpreta a Paul Maguire, un antiguo criminal reformado que ve como su vida se desmorona cuando su hija es secuestrada. Desconsolado, Paul decidirá hacer todo lo que sea necesario para encontrar a los secuestradores.

¿Cómo llega uno hasta Hollywood?

Teniendo algo que enseñar. Carne de neón es una tarjeta de entrada que me permite hacer algo que ellos están buscando: personalidad, pasión… Es una película que en España no hizo una gran taquilla, pero que sí tenía la pasión que ellos buscan. Y nada, te llaman por teléfono y te dicen: eres el nuevo Tarantino. Y yo les contesto: mientras me dejéis hacer cine.

Hollywood es un juego que no hay que tomarse mucho en serio e intentar no perder tu personalidad

¿Le llamaron o llamó?

Sí, me llamaron. La película fue al Festival de Tribeca, se me acercó un tipo y me dijo que quería ser mi manager. He tenido 300 reuniones en estudios, en Fox, en Warner… Y de esas reuniones salen proyectos. Aquello es un poco como una mesa en un casino: colocas tus fichas y no sabes que puede ocurrir. Es un juego que no hay que tomarse mucho en serio e intentar no perderte o perder la personalidad. Tokarev es un primer paso de este camino de baldosas amarillas.

¿Le han dado libertad?

Aunque hay ciertas cosas del guion que tienes que mantener, me han dado mucha libertad en la acción. El guion original era mucho menos violento, más convencional en la acción. Si dejan a un español hacer acción, hacemos explotar coches, metemos persecuciones….

¿Cómo es rodar con 25 millones de dólares?

Al final la diferencia es que la mesa de catering es más grande, hay más donuts y los bocadillos están calientes. Y luego está el tráiler de Nicolas Cage que es más grande. Pero sigues con la cámara al hombro. De hecho los mejores momentos de la película han sido tomando decisiones llevado por la intuición y la improvisación.

Nicolas Cage en 'Tokarev' (Inopia Films)Nicolas Cage en ‘Tokarev’ (Inopia Films)

 
¿Elige a Nicolas Cage o se lo imponen?

No, Nicolas Cage me elige a mí. La película ya tenía a Nicolas y buscaban un director. A él le gustó mucho Carne de neón, me llamaron diciendo que quería hacer una película conmigo, y que toma este guión a ver que me parecía. Fui a conocerle a Las Vegas, algo que parece como muy absurdo y en el momento en el que veo que le gusta mi película, veo que es más fácil el trabajo. Luego empiezan a unirse gente como Danny Glover, Peter Stormare, Rachel Nichols.

¿Cómo es trabajar con ellos? ¿Con Nicolas Cage?

Es muy gustoso trabajar con estos señores, con el señor que ha hecho Arma Letal. Nicolas Cage muy entregado. Incluso para darle la réplica a un doble de acción, se la daba él. Es un tío muy apasionado de su trabajo. Y yo, cuando alguien es apasionado, es más o menos excesivo, más o menos extremo, sea un actor que haya hecho películas buenas o malas, respeto esa pasión.

Existen decenas de películas sobre secuestros. ¿Qué aporta la suya?

Para mí la película habla de que la violencia engendra violencia.  Es como el reverso oscuro de Taken. Allí secuestran a la hija, la liberan y se acabó. Pues igual no era muy realista, ¿no? En el mundo real encontrarían a la hija descuartizada en Taiwán probablemente. La historia tiene ese componente oscuro que la hacía más interesante.  La película tiene un giro en el tercer acto que le da ese tono que tiene que ver con el control de armas en EEUU. Es una película más adulta, más madura, más oscura y se sale de esas cintas en las que parece que todo se consigue con violencia, con culpar al otro, cuando quizá esa venganza te lleva a una espiral de violencia.

Hábleme de futuros proyectos…

Ahora mismo tenemos dos proyectos. Por una parte está Mr. Right con Max Landis, el hijo de John Landis. Estoy deseando. Es un guion oscuro, un humor muy negro más parecido al mío, más cercano a Carne de Neón. Y luego también está un guion mío que se llama Hombres sin miedo con los productores de X-Men. Es una película de robos, en la línea de Ocean’s Eleven, pero más oscura, más realista.

Me gustaría rodar ‘Mr. Right’ en España, pero al final nos tendremos que ir a Sudámerica porque tienen mejores incentivos fiscales

¿Ya sólo trabaja allí?

Yo lucho por traerme los proyectos aquí. He tenido reuniones en Fox o en Sony con 25 ejecutivos que quería rodar una película con Bruce Willis en México, pero que por seguridad no podían ir allí. Yo les decía: “Venid a Cádiz, a El puerto de Santa María”. Pero el problema es que cuando hablas de números y te preguntan cuáles son los incentivos todo cambia. Y es que, teniendo solo un 15%, ellos te dicen que en Colombia hay un 40%, en Puerto Rico un 40% o en Sudáfrica un 35%. Es una batalla perdida que espero que algún día ganemos. A ver si el gobierno entiende que el cine es un arma de promoción y que si te dan 100 millones de dólares y le tienes que dar 30, salimos ganando.

Se le veía cabreado este lunes cuando Montoro anunció los nulos incentivos…

Sí, porque me parece una tomadura de pelo. Parece que nos tratan como si fuéramos  tontos. Yo casi no creo en el autor. Sin querer me he convertido en empresario en cine: vendo mi cine, mi país para rodar. Me gustaría rodar Mr. Right en España, pero al final nos tendremos que ir a Sudámerica porque tienen incentivos mejores. Da mucha rabia. Da la sensación de una revancha que no entiendo. Yo no soy de la Academia de Cine, soy un chico joven que hace cine para la gente joven, para el público, e intenta hacer un cine cercano, divertido, comercial. No entiendo de qué va esto.

En el guion  de los Premios Feroz dijo un par de verdades sobre el cine español…

De alguna manera parece que me gusta meterme en problemas. Es una tendencia mía a meter la pata que ya hice con Spanish Movie. Fue raro que no me echaran del cine español después de hacer aquello. Así que este año me dije: “Voy a ver si me echan ahora con los Feroz”. Este año probablemente me coincida con el rodaje de Mr. Right, pero si no es así, o al menos puedo mandar chistes, me gustaría seguir. Una industria sana es una industria que se ríe de sí misma. Me harta un poco ese victimismo, ese rollo de la guerra civil. Vamos a quitarnos ese fantasma.

¿Habrá Spanish Movie 2?

Me encantaría. Ya tengo un monto de chistes y me encantaría mezclar películas como Celda 211, El niño, La isla mínima… Pero no depende de mí,  depende de Telecinco Cinema  y de los productores. Es una película que aporta mucho a la salud de nuestra industria.

¿Y remake americano de Carne de neón?

Me gustaría. Pero hay otro remake que me gustaría hacer que es Sexy Killer, que es muy americana. El de Carne de neón es difícil porque creo que los americanos no lo harían porque está en los límites de la moralidad y coloca al espectador  en lugares incomodos.

¿Ha conocido ya a Quentin Tarantino?

Personalmente, no. He conocido a Sylvester Stallone, a  Jean Claude Van Damme, a la mujer de Johnny Depp. He tenido mucho momento friky en los estudios de Warner o Fox, pero a Tarantino de momento no lo he conocido.

Disney está eligiendo a directores indie para las cintas deStar Wars. ¿Se imagina que le llaman?

Me encantaría. Moriría tranquilo. Pero eso está fuera de tu control. Aquello es un gran juego.  Lo mismo un día te levantas y alguien te dice: “Steven Spielberg se ha enamorado de tu película y quiere que dirijas esto”. Hay que jugar este juego y no perder el corazón y las ganas. El día que no tenga ganas de ponerme la cámara al hombro, lo dejaré.

 

FUENTE: http://www.elconfidencial.com/cultura/2014-06-25/paco-cabezas-me-harta-un-poco-el-victimismo-del-cine-espanol_151708/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s