Reflexión filosófica alrededor de la película

ABRE LOS OJOS…

eduardo_noriega_protagonista_de_abre_los_ojos-14108

Aquí empieza la reflexión filosófica sobre la película de Alejandro Amenábar “Abre los ojos”.

La película trata sobre un chico llamado César (Eduardo Noriega), que tiene un vida de niño rico y consentido, es guapo, joven, tiene mucho dinero, ya que sus padres se murieron y él heredó todo, tiene una buena casa, 3 coches, en una palabra, todo lo que quiere, incluyendo chicas, ya que César tiene la chica que quiere, liga mucho, y no suele repetir chica, para no estropear su reputación. En su vida hay muchas chicas, pero al principio de la película se puede comprobar que hay una con la que empieza a quedar repetidas veces, en contra de sus principios, esta chica es Nuria (Najwa Nimri).

La película empieza con un sueño de César como no podía ser de otra forma, ya que toda la película es un sueño. Después de este sueño aparece César con su amigo Pelayo (Fele Martínez) en su fiesta de cumpleaños donde César conoce a Sofía (Penélope Cruz). Pelayo la lleva de invitada a la fiesta de cumpleaños y allí se conocen. Desde el primer momento en que se ven, se gustan, y César se queda prendado de ella. Después de la fiesta de cumpleaños César y Sofía hablan durante horas en casa de Sofía y a la mañana siguiente César se encuentra con Nuria en la puerta de la casa de Sofía, ya que lo había estado siguiendo. César se monta en el coche y Nuria se suicida, se tira por un barranco con el coche, con César dentro. César se queda totalmente desfigurado, su cara parece un mapa después del accidente, y ahí es cuando empieza todo.

Él empieza a sentirse rechazado por todo el mundo incluso por Pelayo, Sofía ya no le quiere, ya no es el chico feliz que era antes, sigue teniendo mucho dinero pero ya no le sirve para nada, ni siquiera para arreglarse el rostro, los médicos no encontraban una solución. Entonces después de una noche de borrachera con Sofía y Pelayo, los cuales habían salido con él por hacerle un favor, se despierta en una acera de la calle y su vida cambia por completo. De repente, justo al día siguiente por la mañana, nada más despertarse en la acera con una resaca impresionante, es Sofía quien le despierta, y le dice que le quiere, de repente todo empieza a cambiar, ella le quiere, y los médicos encuentran una solución para reconstruir su rostro, podemos destacar esta frase de Noriega en la película: “Una noche me quedo tirado en el suelo borracho deseando morirme y a la mañana siguiente todos mis deseos empiezan a hacerse realidad, Sofía me quiere y los médicos encuentran una fórmula para arreglarme la cara”.

Realmente todo este cambio después de haberse despertado en la acera tirado borracho, era un sueño. En la realidad, no volvió a ver a Sofía y los médicos no encontraron nunca una solución para su problema. La explicación es que César firmó un contrato con una empresa de crionización, una empresa que se dedicaba a congelar a los muertos. César se suicida con pastillas y esta empresa lo congela, haciéndole vivir un sueño, el sueño que él quisiera vivir durante años y años, lo que ocurre es que ese sueño empezó a tener algunos fallos, debidos al subconsciente de César. Este es más o menos el resumen de la película.

El director Alejandro Amenábar, se basa en la filosofía y sobre todo en uno de sus mayores maestros, Sigmund Freud, para realizar esta historia. Freud decía que somos animales de instinto, esclavos de nuestros instintos, y para él los principales instintos son el sexo y la muerte. Estos instintos se pueden apreciar perfectamente en la película. La muerte la vemos en el suicidio de Nuria con César dentro del coche, y más tarde, cuando ya César está soñando, vemos la muerte, César asesina a Sofía pensando que es Nuria, ya que su subconsciente ya había empezado a cometer errores en su sueño. Además esta muerte de Sofía a manos de César se produce mientras están haciendo el amor, aquí podemos apreciar los dos instintos juntos, el sexo y la muerte, instintos que César sacaba en su subconsciente. La muerte también se ve reflejada cuando el protagonista (Noriega), se suicida para ser congelado.

Freud nos habla de un Yo, que es todo lo que nos sucede día a día, el Yo en la película es todo lo que le ocurría a César antes de crionizarse para representar su sueño. Después tenemos el Super-yo, que son recuerdos no conscientes, la censura, las prohibiciones del Yo, que según Freud reprimimos, el Super-yo se ve reflejado en la película como esos recuerdos y prohibiciones que tiene César en su sueño, mientras está crionizado, representa su sueño, su subconsciente. Según Freud nosotros representamos nuestro subconsciente mediante el sueño, ya que es donde podemos sacar a la luz todo lo que reprimimos en la realidad, todo lo que nos hace sentir frustrados, el psicoanálisis de Freud es un mecanismo de defensa de la frustración. Freud también nos habla del Ello, que representa los tabúes del sexo y la muerte. En el subconsciente de césar está su rostro con cicatrices, y está Nuria, está todo en su cabeza, y todo eso empieza a distorsionar su historia, su sueño. Su rostro deformado y Nuria es lo que le hacía sentir frustrado, y mediante el mecanismo de defensa del sueño, del subconsciente, vuelve a sacar a relucir todas estas frustraciones. A parte del sueño para alargar la vida de César, también aparecen otros sueños en la película. Después del accidente, pero antes de congelarse César tiene un sueño, él sueña que tiene bien el rostro y que está con Sofía en un parque y que hace sol, eso es lo que su subconsciente quería en ese momento. Después en la realidad César visita a Sofía en un parque, y él le dice: “he soñado con este momento, pero en mi sueño no llueve, hace sol”. Además justo después de despertarse en la acera, justo en el momento en el que la empresa L.E (Life Extensión) hizo el empalme para continuar su vida, aparece César con Sofía en el parque como César había soñado cuando aún tenía el rostro mal, y esta vez hace sol. En esta frase y en esta escena, el sol puede representar la felicidad y la lluvia la frustración.

Freud se preguntaba estamos soñando?, estamos despiertos?, lo que soñamos es real?, qué es real?.

El señor Descartes otro filósofo importantísimo de la historia de la filosofía nos hablaba de la imposibilidad de diferencia entre los sueños y la realidad, para distinguirlo, dice que nos tenemos que fundamentar en una verdad absoluta, pero también dice que a veces la verdad es igual en la realidad y en los sueños, y eso da lugar a la duda, de ahí la duda metódica de Descartes, él dice que no es cierto nada de lo que se puede dudar. Existen varias preguntas en la película, sobre todo entre César (Noriega) y su psiquiatra, como: ¿sabes diferenciar entre los sueños y la realidad?, esto es real?, ¿sabes diferenciar entre la consciencia y la subconsciencia?. Para él es imposible saber si estás despierto o soñando.

Estas son algunas representaciones filosóficas que se pueden ver en la película, mediante las cuales el director Alejandro Amenábar sacó a la luz algunas teorías filosóficas de filósofos tan importantes como: Freud o Descartes entre otros.

Publicado por Chon Santos

Fuente: http://septimoarte-chon.blogspot.com/2011/02/abre-los-ojos.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s