Andi Baiz: el resucitador

Lo que más llama la atención de este joven director de cine caleño es su sencillez. Nada de poses ni de petulancias. Amable, cercano, de lavar y planchar, contrasta significativamente con esos otros productores o directores de cine nuestros que con un cortometraje ya se creen Woody Allen o Steven Spielberg.

Y es que para engrupidos y semidioses muchos de los que crearon la tal Caliwood, mentira que tantos creyeron. Qué suficiencia y sabiondez la de esos genios del Olimpo del séptimo arte. Qué mamera de tipos pontificando y, con unos aires de grandeza, descalificando el trabajo de los demás y sentando cátedra como si se fueran los grandes productores de la cinematografía mundial.

A diferencia de Baiz -que hace mucho y habla poco- tales vividores de un glorioso pasado que nunca existió y lo han querido volver leyenda, nos metieron en un cuento pretendiendo vender la imagen de Cali como un semillero de talentos y una gran productora de cine y que va: media docena de peliculitas, un montón de cortometrajes y eso sí: cháchara y más cháchara, presencia en foros y seminarios en los que se hacen fotografiar con rostros de per-genios y actitudes de “no va mases”.

Hay que advertir sin embargo, que de todas las producciones caleñas se salvan unas pocas que no quiero mencionar para no dejar alguna por fuera. Lo demás son esfuerzos sí, pero no tienen la importancia y menos la trascendencia que se les han pretendido imprimir.

Por ello y volviendo al tema, bienvenido Andrés Baiz Ochoa. Hijo de un turco costeño, considerado el mejor de todos los anfitriones y de una paisa Clarita Ochoa, artista y artesana, Andi nació para el cine. Desde sus mocedades así lo demostró cuando en el Colegio Bolívar filmaba más de lo que estudiaba. Tuvo la oportunidad de estudiar en los ‘Yores’ y obtuvo su primer triunfo con la película ‘Satanás’, éxito en su contenido, desempeño y taquilla.

Sin nada de aspavientos ni de actitudes de ‘putis-boy’, Andi calladito y reservado se dio a la tarea de otra nueva película, la ‘Cara Oculta’ que contó con la bendición de la Fox y quién dijo miedo.

La ‘Cara Oculta’ ha sido un éxito arrollador en las taquillas, ‘desnarcotizó’ el cine colombiano y le permitió a nuestro país presentar otra cara ajena a las tetas, las colas, la coca y la guerrilla.

Y viene ahora un nuevo film que versa sobre ese oscuro personaje, Juan Roa Sierra de quien juran y perjuran fue el asesino de Gaitán. Sin duda Andi se anotará otro nuevo triunfo en su destacada carrera.

No obstante sus éxitos, lo que quiero significar una vez más es cómo a este treintaycincoañero no se le han subido los humos y sigue siendo para todos el viejo Andi. Le huye y hasta le teme a la popularidad. No utiliza lenguajes rebuscados ni quiere pasar por intelectual. Es auténtico, generoso y buena gente.

Con Baiz ha nacido una nueva etapa del cine nacional. Ya jugando como está en las grandes ligas, atrás quedan los pacotilleros del séptimo arte, guionistas de tercera, libretistas de quinta y mercachifles de la ley del cine, mediante la cual pretenden exprimir y hasta depredar una opción tributaria que bien manejada es beneficiosa para las partes, pero como se quiere manejar en otras películas, es una actividad que burla los límites de la ética y llega incluso a abrir caminos a todo tipo de lavados.

PD: Felicitaciones también a Antonio Dorado, otro grande del cine nacional.

Fuente: http://www.elpais.com.co/elpais/opinion/columna/mario-fernando-prado/andi-baiz-resucitador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s