Retroscopia: Häxan (la brujería a través de los tiempos) (1922)

Por: MANUEL CASTELLANO

Llega hoy a Retroscopia  Häxan: La brujería a través de los tiempos, una obra muy particular, deudora del expresionismo alemán y las obras de Dreyer, rodada en tierras danesas, mezcla de ficción y documental, que trata de hacer un recorrido sobre el mundo de la brujería y lo oculto, y su posible vinculación con el mundo actual.

Dividida en siete capítulos, es necesario explicar primero de todo que Häxan, pese a su muy ambicioso título, va a centrarse básicamente en la brujería en la Edad Media y en la zona de Centroeuropa, partiendo eso sí de unas bases historiográficas amplias y bien contrastadas. De esta manera tras un primer capítulo introductorio donde a partir de láminas, dibujos y referencias se nos hace un pequeño y básico repaso de las creencias sobrenaturales en ciertas civilizaciones antiguas (Egipto, Babilonia, Persia y para de contar), pasará al contexto medieval europeo, donde ahí si se ve como el autor se siente a sus anchas.

Así, los siguientes cinco capítulos irán dedicados a la visualización dramatizada, intercalando en ocasiones explicaciones mediante láminas y dibujos, de todo el proceso que lleva a la superstición de la brujería. Comenzando por realizarnos un “retrato robot” de aquellas personas y actitudes que tenían todas las papeletas para ser acusadas, hasta el proceso: los procesos inquisitoriales, interrogatorios, formas de dar tormento, sentencias… Todo tan brillantemente explicado como explícito en la obra, divulgativo a la vez que desasosegante, y llevado a  cabo con auténtica maestría.

Como manera de finalizar este trabajo, acaba realizando una equiparación de lo visto con lo que ocurre en estos (sus) tiempos, que lleva a una doble deriva final a su obra. Desde un punto de vista profundamente humanístico, realiza una denuncia de como a pesar del tiempo transcurrido y la supuesta deriva científica del espíritu humano las supersticiones siguen fuertemente arraigadas en la sociedad, y desde un punto de vista médico-científico trata de explicar la gran mayoría de casos de brujería de la antigüedad asociándolo desde un punto de vista muy freudiano (y discutible) a la enfermedad mental conocida como histeria, lo que no deja de darnos hoy día una interesante visión de como la sociedad más informada de principios de siglo se enfrentaba a temas como las enfermedades de la mente y lo desconocido.

Al margen de sus lecturas finales, la película es una auténtica joya visual. Actuaciones muy destacables, que huyen de la característica sobreactuación del cine mudo (salvo en la escena del convento), con una ambientación, vestuario y escenografía realmente destacables, así como el uso de efectos especiales, superposición de imágenes…acompañado de una fotografía realmente espectacular, que fue alabada y adoptada por la corriente surrealista, y unos planos realmente cuidados, que contribuyen a crear una sensación de realismo en lo que contemplamos realmente inusual para el momento, y que en ocasiones nos recuerda a obras pictóricas de la calidad de El jardín de las delicias o Las pinturas negras de Goya.

Con un periodo de rodaje inusualmente largo para la época (más de 3 años) y con el mayor presupuesto de la historia del cine escandinavo hasta el momento, Häxan alcanza cotas de auténtica excelencia tanto en el mundo del documental, con una documentación impecable y una gran capacidad divulgativa, como en el fílmico, donde roza la excelencia cuando las narraciones dejan paso a la historia dramatizada.

Una apuesta firme y muy fuerte para la época, con escenas mucho más explícitas en referencia a violencia, sufrimiento y sensualidad de lo que el público estaba acostumbrado, lo que le llevó a ser un enorme éxito en Dinamarca, censurada en Suecia entre otros muchos países y ser prohibida en Estados Unidos entre duras críticas por su anticlericalismo, donde en 1968 se estrenó una versión reducida de 77 minutos a ritmo de jazz y con la narración dramática a cargo del poeta William S. Burroughs.

Ahora, casi un siglo después de su estreno, sigue resultando una obra cumbre, atrayente por la morbosidad del tema tratado, como por la enorme calidad con la que se llevó a cabo. Tenebrismo, goticismo, expresionismo Häxan es una verdadera maravilla, una de esas obras de arte que no se encuentran todos los días y que desde luego merece al pena visualizar.

FUENTE: http://www.objetivocine.es/retroscopia-haxan-la-brujeria-a-traves-de-los-tiempos-1922/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s