“Dancer in the dark: La depresión con fondo musical”

Son dos horas de película que nos mantienen en una tensión absoluta, con una actuación brillante de Björk quien se viste del personaje de Selma y nos muestra el delirio martirizante en el que vive, los impulsos que predominan y hasta qué punto pueden transformar su vida.

Para algunos una composición musical excelente, para otros un drama excepcional y en  tanto unos cuantos la consideran una gran obra de arte, que en mi particular punto de vista lo es, porque conjuga la historia de una mujer en estado psicótico, donde la música más que convertirse en una fuente de inspiración y relajación, se vuelve parte de un estado mental caótico y cada vez menos tolerable.

Lars Von Trier nos brinda una visión sobre lo que vive una persona con una enfermedad mental, desde una perspectiva artística, pero con una historia cruda y triste como suele ser en la vida real, podríamos  imaginar a “Selma”   como cualquier vecina, amiga o familiar , con una rutina diaria que parecería estar dentro de los límites de la normalidad, pero sería esa chica que decimos “es algo extraña”, quizá demasiado introvertida, aislada, rara, que a pesar de no conocer su vida y antecedentes sabemos que algo le pasa pero aún no podemos identificar que es con claridad.

El director nos conduce a ese mundo perturbador en el que vive su personaje, somos parte de vida por  poco más de dos horas, somos cómplices de sus acciones y espectadores de sus sentimientos, Selma puede tener muchos motivos para estar en depresión, valdría la pena analizar si sus motivos justificarían  la conducta que tiene, ya que lo que observamos es que existe una incongruencia entre lo que dice y hace.

Una situación que llama mucho la atención es que ella  manifiesta de manera constante su dolor de madre al saber que en un futuro su hijo pueda padecer problemas de visión hasta llegar a la ceguera al igual que ella, cuando se dice que existe posibilidad de salir de la cárcel y utilizar el dinero ahorrado para su defensa, la respuesta natural  de una madre sería de aceptarlo para poder permanecer cerca de su hijo y que él tuviera la posibilidad de crecer  sintiéndose amado; sin embargo lo que  hace es negarse, refiriendo que prefiere que ese dinero se gaste en la operación del menor, en ese momento no mostró la menor empatía hacia Josh, más bien  podría ser  una agresión pasiva , es acaso este un verdadero sentimiento de amor o estaremos frente a lo que Freud acertó en llamar Tanatos, un fuerte impulso autodestructivo  y agresivo ante quienes le necesitan,   deseo  de marcar la historia del hijo para siempre , ya que esto le generaría culpa al saber que su madre dio la vida por él .

El baile se convierte entonces en un medio para fugarse de la realidad, la música un hilo conductor  hacia  un mundo interior ajeno a cualquier dolor real, baila en la oscuridad del salón llamado depresión, una danza  que implora la muerte y reduce la vida al simple hecho de habitar un cuerpo por un tiempo, sufre por su condición física, económica y personal;  por eso  canta, por eso se escinde ,se niega a recibir el amor que otros le pueden ofrecer, se conforma con menos de lo que merece y ofrece más de lo que le corresponde. Quizá en el pasado algún evento marco su percepción respecto al sentido de la vida, quizá una  palabra retumbó en sus odios tan fuerte que prefirió acallarla con música para de esta forma templar el alma.

A veces las personas creen que saben cómo resolver cada situación que se presenta, otras tantas quieren encontrar una salida fácil a las dificultades, mientras que por su parte unas cuantas eligen ser víctimas de sí mismas ,destruyendo todo lo bueno con lo que coinciden día con día, eliminando cualquier indicio de amor, cualquier momento grato, esforzándose de manera permanente por acrecentar el dolor en cada paso, sería bueno pensar que la vida también es un viaje en el que cada uno dirige su propio destino y  la música armoniza el camino si sabemos elegir adecuadamente nuestra melodía principal.

Fuente: http://dpsicologiaycine.blogspot.com/2013/07/dancer-in-dark-la-depresion-con-fondo.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s