ANOTACIONES SOBRE EL CINE DE JOHN CASSAVETES

Una vez John Cassavetes (1929-1989) le dijo a su padre, un griego que había emigrado a Estados Unidos, que no quería ir a la universidad y que pensaba convertirse en actor. Su padre lo miró y le respondió: “Es un trabajo muy noble. Pero ¿sabes cuánta responsabilidad conlleva? Vas a tener que ser sincero con la naturaleza humana de cada uno de tus personajes”. Eso es precisamente lo que hizo durante toda su carrera, no solo como actor, sino también, y principalmente, en cada uno de los films que escribió y dirigió.

El cine de Cassavetes implica una ruptura radical con la tradición de Hollywood. Luego de su primera obra, Shadows, que llevó a cabo independientemente y que comenzó como un ejercicio de improvisación, hizo algunas películas para las grandes productoras, pero la experiencia fue terrible para él: no podía interesarle menos lidiar con las ideas de los productores y jefes de departamentos. Entonces decidió volver a financiar él mismo sus películas, como lo había hecho en un principio. A partir de entonces llevó a cabo su producción con una independencia rigurosa, filmando cuando tenía dinero, trabajando con actores no profesionales y con gente cercana (su mujer, Gena Rowlands, sus amigos, Peter Falk, Ben Gazzara y Seymour Cassel). Su cuarta película, Faces, fue financiada con el dinero que ganó actuando en cinco producciones de Hollywood y filmada en su propia casa. Solía conseguir las cintas y el equipamiento por medio del sistema de crédito. Realizó A Woman Under the Influence con la plata de la hipoteca de su casa y con préstamos de familiares y amigos.

tumblr_maqav9enRZ1qiosrfo1_1280

Es habitual que en sus películas las escenas corten en medio de una frase, o que por momentos la cámara pierda el foco, y muchas veces el final parece un corte abrupto antes que una conclusión. A Cassavetes no le importaba la belleza de la fotografía sino el sentimiento y la emoción de las personas. Sus películas alcanzan una intensidad y una visceralidad tan ajenas al cine que el espectador se siente como un intruso accidental en la intimidad de los personajes.

opening-night

Su tema principal es el amor, su exceso, su falta, su necesidad. Sus personajes no son perfectos ni heroicos, sino contradictorios, ambiguos, vulnerables, ridículos e impredecibles. Le interesa la debilidad de los fuertes y la fuerza de los débiles. En contra del modo en que Hollywood suele representar a las mujeres, los personajes femeninos de Cassavetes son profundos y misteriosos. Suelen amar demasiado y expresar ese exceso. Sus personajes masculinos casi siempre son emocionalmente torpes y les resulta embarazoso mostrar sus sentimientos. Lo central en el cine de Cassavetes es el individuo: cada personaje, sea principal o absolutamente secundario, es presentado como un ser único y complejo.

Fuente: http://www.waldenmag.com/anotaciones-sobre-el-cine-de-john-cassavetes/ 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s