“Jean François Laguionie y la animación, un tándem sin limitación creativa”

c243x204_v1_laguionieweb2

El prestigioso realizador de animación francés tiene como objetivo último “dar vida y alma a todos los componentes de la obra animada” El director de animación francés Jean-François Laguionie, protagonista de la retrospectiva organizada por el Festival Internacional de Cine de Gijón, habló ante los medios junto a su guionista habitual Anik Le Ray sobre su obra, el arte de la animación y sus infinitas posibilidades. Un encuentro que complementa sus cuatro largometrajes, más uno de los cuatro cortos que componen su filmografía

Se trata de «La traversée de l’Atlantique à la rame» por el que fue premiado en 1978 con la «Palma de oro» al mejor corto en el Festival de Cannes y con el que posteriormente se alzó con el «César» de la Academia de Cine francesa en esta misma categoría. El ciclo incluye la proyección de sus largometrajes “Gwen le livre de sable” (1984), premiado en los festivales de Annecy y Los Ángeles; «Chateau des singes” (1999); “L’île de Black Mor” (2003) y su último trabajo, “Le tableau” (2011), una película por la que también estuvo nominado a los premios «César» en la categoría de mejor película de animación. Jean-François Laguionie (1939) se inició en el mundo del teatro, en la escuela de arte dramático, para después adentrarse en la animación tras conocer a Paul Grimault, uno de los animadores franceses más importantes de la historia. En su estudio el joven Laguionie tuvo libertad para manejar su material disponible al servicio de sus historias y aprender todo lo necesario sobre la animación. Al principio con marionetas e incluso sombras chinescas. “Animar no significa necesariamente mover”, decía este director que concibe su trabajo como algo artesanal, “se trata de dar vida y alma a todos los componentes de la obra animada, en todos sus niveles cinematográficos”. Su proceso incluye primero un boceto rudimentario, la banda sonora, la grabación de las voces y aportar vida a todos los elementos. El director, productor, escritor y guionista galo forma parte de una destacada y fructífera generación de animadores franceses, a la que pertenece también su buen amigo Michel Ocelot, creador de la saga de películas de Kirikou, que conoce bien este festival y otras obras de animación, como «Azur et Asmar». El objetivo último de su obra es el de “transmitir emociones”. Confirma al igual que su guionista y coautora de grandes obras como Le tableau, Anik Le Ray que la animación les permite una ilimitada libertad expresiva y de creación, ya que no han de preocuparse del coste de los efectos especiales ni de la disposición de los actores ni de las localizaciones, ya que “puedes ubicar la historia en el universo que quieras”.

Fuente: http://www.gijonfilmfestival.com/noticias/show/21678-jean-francois-laguionie-y-la-animacion-un-tandem-sin-limitacion-creativa 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s