LA VIDA (NO TAN) EN ROSA

Nicole Kidman

Por: Philipp Engel

LA HISTORIA: En 1962, Grace Kelly (Nicole Kidman), casada desde hacía seis años con el príncipe Rainiero de Mónaco (Tim Roth), atraviesa una crisis matrimonial, que discurre paralela a la crisis política que vive el pequeño país, amenazado por la Francia de De Gaulle (André Penvern).

Regreso a Cannes

Grace Kelly, en la versión interpretada por Nicole Kidman, regresará al Festival de Cannes, que es donde precisamente conoció a Rainiero en 1955, tras una cita concertada por este a través de la revista Paris-Match. La estrella aparcó su carrera para convertirse en princesa, pero pensaba retomarla, y de eso trata Grace de Mónaco, que no es un biopic propiamente dicho.

Lo que más me interesaba de esta historia era contar cómo un artista renuncia a su arte,explica Dahan. En este sentido funciona como el negativo de La vida en rosa (2006), ya que Édith Piaf hizo justo lo contrario: lo dio todo por su arte. Hasta la vida. Pero Grace de Mónaco no es un biopic, y no sólo porque se centra en un momento muy preciso y muy simbólico de su vida, sino porque, aunque es un film de época, también es un retrato muy contemporáneo, una película muy femenista al fin y al cabo. En una confesión bastante sorprendente, viniendo del director de La vida en rosa, remata: La verdad es que no me gustan los biopics. Pero enseguida aclara: Quiero decir que no me interesa contar una vida tal y como puede leerse en una revista. No soy periodista. Quiero poder contar cosas que me interesan a través del personaje, sin por ello llegar a traicionarlo, claro está.

Polémica 1. Dahan contra Mónaco

El film nace de un guión de Arash Amel, autor del libreto de El último testigo (Philipp Stölzl, 2012), que este vendió al productor y ex socio de Luc Besson, Pierre-Ange Le Pogam. Así que Dahan no tiene mucho que decir sobre qué versión, de las muchas que circulan, se ha tomado como referente para contar el personaje de Grace Kelly, que algunos pintan como una insaciable devorahombres: Sólo puedo decir que la película no ataca para nada su figura. No aparecen trapos sucios ni nada por el estilo. Por eso no acaba de entender las reacciones de Alberto de Mónaco, y de las princesas Carolina y Estefanía, que han anunciado que no acudirán al estreno, pues temen un film muy alejado de la realidad.Como decía, no soy historiador, ni biógrafo, soy cineasta. Aunque, por otro lado, entiendo que no les apetezca ver una película sobre su madre. Nadie les obliga.

El factor Hitchcock

Aunque Hitchcock, en realidad, no llegó a pisar Mónaco, pues estaba demasiado ocupado con el rodaje de Los pájaros (1963) y las conversaciones se desarrollaron por teléfono, el film arranca con la visita del maestro del suspense al principado para ofrecerle a la princesa el papel de Marnie, la ladrona (1964). Es entonces cuando empiezan los problemas, nos confía el cineasta, que no se ha preocupado por ver los biopics de Hitchcock que han aparecido recientemente en la TV y en el cine. Tampoco le preocupa si Roger Ashton-Griffiths, el actor británico que le da vida en el film, se ha confrontado con ellos.

Polémica 2. Dahan contra Weinstein

El todopoderoso Harvey Weinstein distribuye la película en Estados Unidos, y se ha tomado algunas libertades. Prácticamente no lo conozco, confiesa Dahan. Una vez tuvimos una charla de 20 minutos, nada más. Sólo sé que, cuando acabé el montaje en París, llegó, se llevó las bobinas y al cabo de un tiempo existía una segunda versión del film, que es la que pretende estrenar en USA. Este tema todavía está en el aire, pero te puedo asegurar que mi versión es la que ha sido seleccionada en Cannes, la que se verá ahí y en el resto del mundo. Y tuve la oportunidad de ver la suya: Ha desaparecido todo lo que era cine, todo lo que tenía vida. Hicieron un tráiler muy comercial, y luego han querido montar el film para que se le parezca lo más posible. Es una auténtica catástrofe, pero no tengo nada que reprocharme: respeté el guión y entregué la película en el plazo establecido. Estoy tranquilo.

El factor Kidman

Nicole alimentó mucho su interpretación con vivencias propias, dice Dahan, aunque no puedo decir más, porque es personal. Tendrás que preguntárselo a ella. No hace falta, ya lo leímos en Le Figaro: Me casé con Tom Cruise a los 22 años. Si te casas con él, di adiós a tu carrera, me dijeron. Así que la entiendo muy bien. Para Dahan, Nicole deja de ser una estrella en el plató, yo sólo conocí a la actriz. Es una gran profesional. ¿Y qué tal Paz Vega, que da vida a Maria Callas? ¡Genial! Ya conocía su trabajo, nos asegura. Y hace dos años, en Cannes, se me acercó para decirme que era una gran fan de la soprano. Era ideal para el papel.

Fuente: http://www.fotogramas.es/Peliculas/Grace-de-Monaco/La-vida-no-tan-en-rosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s