Entrevista: El exigente profesor de la película ‘Whiplash’ muestra su lado amable. El actor y ganador de Óscar J. K. Simmons no cree en la presión extrema para alcanzar la grandeza.

Por:  Mario Amaya

Todo el mundo está hablando del actor J. K. Simmons, que la semana pasada se quedó con el premio Óscar en la categoría de mejor actor de reparto por la película ‘Whiplash’.

Ese fue uno de los galardones cantados con anterioridad, para un intérprete de mucha experiencia en el cine y la televisión que a sus 60 años de edad está viviendo un nuevo ciclo en su carrera.

Simmons, con un rostro de facciones fuertes y una mirada profunda, se ganó el aplauso de los cinéfilos y la venia de la crítica al dar vida a Terence Fletcher, un profesor de música implacable que le hace la vida imposible a Andrew Neyman, un joven baterista que sueña con ser el mejor en una banda de jazz. (Lea: Lo que dejó la entrega de los Óscar, más allá de las estatuillas)

Su interpretación ya había sido elogiada antes con premios como el Globo de Oro y el del Sindicato de Actores (SAG), lo que llevó a que muchos comentaran que su elección para el Óscar era merecida.

Simmons les ganó a pesos pesados como Edward Norton (Birdman), Robert Duvall (El juez), Ethan Hawke (Boyhood) y Mark Ruffalo (Foxcatcher).

El actor habló con EL TIEMPO acerca de su personaje y del impacto de su trabajo en este drama escrito y dirigido por Damien Chazelle. ‘Whiplash’ ganó dos premios Óscar más: mejor mezcla de sonido y mejor edición.

Así como su personaje es un profesor exigente al extremo, ¿siente que ha tenido que ser empujado al borde para lograr la excelencia?

Bueno, ese es el tema de la película, ¿no es así? Y para lograr la grandeza y la excelencia se requiere trabajo, porque la gente nace con el talento, y eso me recuerda el libro ‘El natural’, de Bernard Malamud, donde el don no es suficiente. ‘Whiplash’ arruina un poco ese concepto, porque en la cinta el talento es suficiente, pero en la vida real, para alcanzar la grandeza, creo que se necesita tener ese empujón o la determinación para llegar a mayores niveles. Pero al final de todo, ¿vale la pena sacrificar el valor humano por eso? Mi respuesta es no… No vale la pena.

¿Tuvo en su etapa de formación algún profesor que fuera así como su personaje?

Tuve algunos, ciertamente, entrenadores de fútbol americano, pero en la escuela dos profesores que, sin pasarse de la raya al abuso, eran perfeccionistas; de hecho, uno de ellos fue un maestro de música. (Lea también: Bradley Cooper, el verdadero galán de Hollywood)

¿Cree que la creatividad puede florecer en situaciones de exigencia extrema?

Pienso que sí puede pasar, y eso depende de cada individuo, pero al mismo tiempo me parece que no es necesario. Quiero decir, esta película la rodamos en 19 días, luego es una pequeña manera de ver que el arte imita a la vida, y se pueden lograr cosas interesantes bajo presión, pero obviamente no es la atmósfera natural para crear arte.

¿Qué necesitó hacer para lograr esas escenas tan dramáticas de presión psicológica con su alumno, interpretado por Miles Teller?

Afortunadamente no conocía a los padres de Miles mientras estuvimos rodando, o seguramente no hubiera podido ser tan demoledor con mi personaje (bromea), pero es un proceso interesante, porque hay que meterse de lleno en la cabeza que uno es ese tipo de profesor, para después, al final del día, llegar a casa y saber que uno no es como él.

¿Cómo aprendió a moverse entre esa contradicción?

Es difícil sacudirse el personaje del todo cuando hay que mantener la intensidad en los días de rodaje. Y eso aprendí a hacerlo mejor cuando estuve en una producción de HBO llamada ‘Oz’, en la que igualmente teníamos que interpretar a personajes muy complejos, y quitarse esa psicología era una tarea más ardua de lo que uno puede creer.

En esta ocasión quise interpretar a Fletcher sin tener que interiorizar una experiencia miserable para lograr mi cometido… Siempre pensé en que la iba a pasar bien.

¿Cree que uno tiene que sacrificar todo para lograr la grandeza en lo que se hace?

No estoy de acuerdo con la gente que tiene esa filosofía, porque lo que he aprendido con el paso de los años es que es mucho más interesante buscar alcanzar ser bueno en lo que se hace que pensar en lograr la grandeza.

El trabajo arduo da muy buenos dividendos, y creo que todo lo que se consigue con trabajo duro es mucho más satisfactorio en la vida.

Pero hay una diferencia entre trabajar duro y ser obsesivo hasta el punto de sacrificar el sentido de vivir bien.

¿Cómo ha sido su relación con la música?

Mi padre era músico, era un profesor de música y también conductor de coros, luego la música siempre estuvo a mi alrededor en mi niñez y juventud.

Tuve que tomar clases de piano, pero desafortunadamente mis manos no se conectaban bien con mi cerebro, por lo que fui terrible para ese instrumento. Además, mi mente estaba mucho más enfocada en jugar béisbol con mis amigos (dice, riéndose).

Luego fueron tiempos en los que me sentía miserable, y mi madre se dio cuenta de eso, de que las lecciones de piano estaban teniendo el efecto opuesto a lo que querían lograr conmigo. Ella decidió que no debía continuar y me dejó ingresar a la liga de béisbol del colegio y seguir el transcurso normal de las cosas. Años después supe que la música sí estaba en mis venas, pero en otro tono, entonces estudié música, composición y dirección musical en la universidad.

¿Un profesor de música, como su personaje, puede ser efectivo con ese método tan brusco?

No, no hay mérito en la idea de buscar el verdadero potencial de nadie a través de la frustración, porque de esa forma no se puede encontrar la esencia del talento. Esos métodos de pronto funcionan si uno está en el ejército (risas), pero para un músico, definitivamente no.

Por: http://www.eltiempo.com/entretenimiento/cine-y-tv/entrevista-con-j-k-simmons-de-whiplash-/15320916

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s