Análisis de la película “Odisea (II) “O Brother, Where Art Thou?”

o-brother-where-art-thou
Este filme (USA 2002) constituyó la séptima y esperada producción de los hermanos Joel y Ethan Coen, y, aunque ellos niegan la referencia directa al texto clásico, los créditos del guión son también atribuidos a Homero. La ironía característica de estos directores, los ha llevado a afirmar categóricamente su desconocimiento del poema en cuestión, mas, las complicadas referencias que aparecen en pantalla, la estructura y muchos motivos del filme, nos hacen pensar, por el contrario, en una lectura detallada y cuidadosa de la Odisea.
Filmada a orillas del Mississippi en 1999, la cinta O Brother, Where Art Thou? es estelarizada por George Clooney (en el mejor papel que jamás superará: Ulysses Everett Mcgill), Jhon Turturro (Pete Howgallop) y Tim Blake Nelson (Delmar O’ Donell). El paraje en su totalidad verde, visto a través de un film sepia da un colorido ocre que contribuye a la perfección en tanto ambientación de la época de depresión en una parte específica del sur de los Estados Unidos. La música, compuesta por T-Bonne Burnett, también constituye una gran parte de la ambientación temporal y como el mismo Burnett afirma, -en dado caso de que no se hayan hecho ya las suficientes equiparaciones entre Homero y el filme-, ambas producciones tienen como resguardo a la tradición oral, ya el poema clásico, ya la “early country music”. Así, la música de la película no sólo consta de country, sino además de blues, gospel y blue grass con temas que aluden al penoso itinerario del héroe como: I am a man of constant sorrow, You’ve got to walk that lonely valley, Oh Death, Didn’t leave anyone but the baby, etcétera. (Para ustedes, el soundtrack a su disposición.)
La cinta, premiada por festivales internacionales y galardonada con preseas como la “Palma de Oro” en Cannes (2000), presenta la historia de tres exconvictos que se dan a la fuga cuando el líder -Clooney- les ofrece una parte del tesoro que había enterrado en un valle al que una compañía hidroeléctrica inundaría en 5 días. Ulysses Everett se encuentra encadenado a dos compañeros por lo que tiene que crear esta mentira ante la imposibilidad de escapar solo, cuando se entera que su esposa contraerá matrimonio con un acaudalado pretendiente en pocos días.
En el transcurso del camino de regreso al hogar, los exconvictos perseguidos por el Sherif Cooley -alegoría del furioso Poseidón-, se encontrarán con dificultades propias de una odisea humana: un vidente ciego, la traición, las sirenas, un cíclope, un músico que ha vendido su alma al diablo, un delincuente que busca su propia identidad, el éxito musical, una sesión de Ku Klux Klan, y hacia el final, verse utilizados en una campaña electoral en donde recuperarán su libertad civil, aunque Ulysses recuperará también al hogar, la esposa y sus siete hijas.
Resultaría erróneo decir que la intromisión de personajes reales como George “baby face” Nelson (peligroso criminal de los años 30), Tommy Johnson (músico de la época acusado de haber vendido su alma al diablo), Pappy O’Daniel (famoso gobernador texano), o inclusive un ritual del KKK que parece ominoso y a la vez ridículo, funciona como efectos de ambientación temporal, más aún, aunque con base en el texto clásico, la cinta resulta de una acertada valoración de la cultura norteamericana en muchos aspectos de los que no incumben a este escrito, así como de una excelente producción musical y visual en torno a la película. La imitación misma del acento sureño que recrean los actores, lleno de arcaísmos y regionalismos, nos impide entrever que en parte de los diálogos retoman, no puntualmente, sino en paráfrasis, fragmentos de la traducción de la Odisea. Otra referencia vista en el título, no sólo atañe a particularidades de la tradición cristiana, sino al filme que Sullivan, personaje guionista en la producción de Preston Sturges: The Sullivan’s Travels (1941), pretende realizar, mas, pasemos a lo que sí nos atañe.
Pese a la ironía de ambos productores y escritores de la cinta, las referencias son más significativas de los que nos hacen creer. La edición misma del filme está dividida en veinticuatro secciones -alusión al mismo número de rapsodias del antiguo poema-. Así, desde el pasaje inicial con que abre la película, nos percatamos de la presencia de Homero:
O Muse!
Sing in me and through me tell the story of that man
skilled in all the ways of contending,
a wanderer, harried for years on end…
Esta adaptación de la traducción del poema clásico al inglés de Butler, corregida por Thomas Edward Lawrence en 1932, fue revisada en 1980 por Benedict Fitzgerald, de donde los Coen toman el fragmento inicial de la cinta en cuestión. En este pasaje, vemos una clara distorsión del texto que conocemos originalmente, enfatizando ese “canta en mí y a través de mí…” inicial.
Ahora bien, que la película relate un viaje lleno de peripecias para los viajeros no es un argumento suficiente para equiparar el filme con el texto clásico, pues bien podría representar cualquier otro viaje famoso en nuestra cultura, mas, es precisamente la esencia de las peripecias acontecidas en el filme lo que simbólicamente, que no funcional, nos remite a Homero, y no a otro referente. Veamos algunos detalles.
1. La personalidad del viajero mítico
Uno de los rasgos que permiten rastrear el tema clásico de la Odisea,es la personalidad del viajero, si bien, el nombre no nos es suficiente, habrá que recordar que el motivo de regreso al hogar, tanto en el filme como en el poema, es ampliamente determinado por la presencia de la “añorada” esposa. En el caso del filme, ésta recibe el nombre de Penny, forma corta que alude a Penélope. Durante el viaje, vemos a un Ulysses astuto y parlanchín que funge como líder, que es ingenioso y hábil en el uso del lenguaje, animoso siempre de sus compañeros. Recordemos un pasaje del texto clásico original que determinan esta personalidad:
Reanimaba yo a mis valiosos hombres, con el poder de mi lengua y de mi ánimo. No son los males nuevos a nosotros, que sobrevivimos al fiero hijo del divino Poseidon, escapamos de la sagaz Circe gracias a mi astucia y a mi ingenio. Han de hacer lo que les digo: atentos tripulantes a mis órdenes.
En el filme vemos cómo Ulysses -acepción latina de Odiseo- se alaba a él mismo frente al Cíclope, en tanto la virtud de la labia, en el texto clásico, esta parte corresponde a la alabanza constante del ingenio verbal de su protegido, por Atenea:
Ulysses Everett McGill: I detect, like me, you’re endowed with the gift of gab.
Aún más, vemos la actitud de Ulysses frente al pretendiente de su esposa, trata de golpearlo en las escenas 14 y 15, y reclama a Penny como suya. No obstante, la referencia que quizá termina de convencernos de la analogía de este personaje magníficamente actuado -para sorpresa de muchos que no lo esperábamos- por Clooney, es cuando éste interpreta I am a man of Constant Sorrowpara una radiodifusora, título que nos remitirá a los eternos lamentos del héroe mítico.
2. El vidente ciego
Uno de los elementos claves en la película, como punto de comparación con el texto clásico, es la presencia, ayuda y profecía del vidente ciego, que los Coen caracterizan como un anciano de color -o afroamericano, para que no se me tache de racista- que recorre las vías en un vehículo minúsculo echado a andar por un procedimiento mecánico, éste, quizás no haga falta decirlo, alegoría de Tyresias.
3. El cíclope
El cíclope constituye uno de los elementos más característicos del texto clásico, aún más, el episodio de Odiseo y sus compañeros en la morada de Polífemo, es uno de los más conocidos y explotados. Los Coen, realizan una lectura fantástica cargada de los elementos clásicos, mas, con nuevas acepciones contextuales a su filme.
Desde la primera aparición del cíclope en la película, vemos su ferocidad y su desarrollado sentido del olfato, interpretado hábilmente por John Goodman. En el filme, el cíclope está representado por un hombre de proporciones físicas enormes, que nos remiten a la ferocidad del Polífemo homérico, mas éste es un vendedor de biblias, perverso y ventajoso, que además es tuerto. Big Dan Teague, como es llamado el cíclope, propone negocios a Ulysses y Delmar. El cíclope los lleva al campo y con engaños planea despojarlos del dinero que ha visto, poseen los viajeros, desde el restaurante a donde los encuentra casualmente.
Tras un banquete en el campo, -ambiente bucólico marcado por Homero-, el cíclope y Ulysses negocian mediante un diálogo que hace evidente artificios del lenguaje y diplomacía. Mas, el personaje que interpreta al cíclope, sin rodeos, toma una estaca una vez que come de los majares de los viajeros, y los golpea para despojarlos del dinero. El episodio es claro, Polífemo destroza a dos compañeros de Odiseo en cada banquete -canto IX- y luego los traga.
Así en O Brother, los viajeros quedarán doloridos, hasta la venganza, algunas escenas después, cuando en un ritual del Ku Klux Klan, se encuentran de nuevo con el cíclope, usarán el asta de una bandera para arrojarla sobre el único ojo de éste, mas él la toma unos centímetros antes de ser herido, ante el asombro de toda la secta, los viajeros entonces, soltarán la cruz en llamas que caerá justo encima del atribulado cíclope.
Las referencias con el texto clásico son claras, la astilla clavada en el ojo que en la película detiene el mismo personaje -cíclope-, y el fuego que luego lo abrasará aparece en la Odisea cuando el héroe, en afán de liberar a sus compañeros de las atrocidades del salvaje Polífemo, urde un plan: pule una astilla que luego, pasada por el fuego, cegará el único ojo del cíclope, vengando así la muerte de sus compañeros.
4. El elemento femenino: Penélope, Circe y las Sirenas
Las mujeres de la Odisea son absolutamente virtuosas como Penélope y Nausicáa, o hechiceras como Circe y Calipso. En el filme de los Coen, esta idea sigue de trasfondo, mas, hábilmente difuminada. Penny (Holy Hunter) es una esposa fiel, pese a la presencia de un prospecto prometedor que cuida de sus siete hijas -las proporciones numéricas que imponen los hermanos Coen son desorbitadas en comparación con el texto clásico-, el personaje es abnegado, desilusionado quizás, y un tanto gracioso a la manera que seguimos el resto de los personajes en la película.
Circe está presente sólo por una alegoría sutil que resuelven los hermanos Coen. Pete ha sido seducido y raptado por las Sirenas, mas, entre su ropaje, Delmar encuentra un sapo al que considera han transformado las Sirenas mediante tanto “amor” a su compañero. La referencia es clara, Circe metamorfoseó a los mortales que llegaban a su isla en animales -canto X-, hace lo mismo con los compañeros de Odiseo, hasta que éstos reciben la ayuda de los dioses.
Ahora bien, una presencia elemental en la película es el conjunto de Sirenas de melodiosos y seductores cantos -escena 10, “Song of the Sirens”-. El elemento de la seducción está dado por la presencia de tres mujeres sensuales semidesnudas que lavan la ropa en el río y que los viajeros divisan desde su auto. Así, en O Brother, Ulysses y Delmar vencen la seductora tentación de las sirenas por beber un líquido embriagante que los sumerge en un profundo sueño.

5. El rebaño de las vacas del Sol
La presencia de las vacas a lo largo de la película no sólo es divertida, sino, discretamente simbólica. Cuando los viajeros son reclutados por George Nelson, un peligroso delincuente, éste dispara a un dorado rebaño de vacas que pastan en un prado. Escenas más tarde, cuando el criminal es capturado, lleva en su condena el asesinato de las vacas que vimos en la escena 7 “Oh George, Not the Livestock!”. En el poema homérico, Odiseo es advertido por Tyresias de no tocar el rebaño sagrado del Sol, más aún, las vacas aparecen en la profecía de Tyresias como un augurio del regreso. Ahora bien, el vidente ciego profetiza la llegada al tesoro-hogar, cuando aparezca una vaca en un tejado.

6. El Fiero Poseidón y el bravo mar
La presencia maléfica y adversa del Poseidón homérico, está representado en la película por el Sheriff Cooley (Daniel Von Bergen). La caracterización es muy simple, los exconvictos son perseguidos por este cruel oficial que siempre es representado por el reflejo del fuego en sus lentes obscuros.
La alegoría más representativa, considero, es un nivel de lección del dios a los hombres, y posteriormente, la redención del héroe mítico por el mismo mar que le trajo tales padecimientos.
En el texto clásico atribuimos la primera cita a Poseidón, que luego, contextualizará el Sherif Cooley:
Y el politropo Odiseo, a punto de sucumbir así llamaba al fiero dios que azota a la tierra:
Poseidón, que quieres de mí, ya has vengado en mis pesares el sufrimiento de tu hijo, ya he vagado por los mares, desterrado de Ítaca, mátame, ya no me quedan fuerzas, y así contestábale el fiero dios mientras abrazaba al bravo varón con sus tormentosas olas. No es mi deseo tu muerte, sufrirás, hasta que entiendas que los hombres sin los dioses no son nada.
[About to be hung]
Ulysses Everett McGill: It ain’t the law!
Sheriff Cooley: The law? The law is just a human institution.
Finalmente, un bravo torrente de agua, producto de la planta hidroeléctrica, inundará el valle justo antes de que el Sherif Cooley ahorque a los viajeros, salvándose después estos, para llegar al lugar esperado, tras ver una vaca sobre el tejado en semejante inundación. En el texto clásico, tras la lección de Poseidón, una tormenta arrastra a Odiseo hasta el país de los feacios, donde encuentra a Nausícaa, quien con ayuda de su padre, ayudarán al héroe a regresar salvo a su patria.
De todos modos, la idea principal del filme es que no necesitan conocer detalle por detalle del texto base –Odisea– para disfrutar esa maravillosa cinta de los Coen, disponible en todos los videocentros y para ustedes, en mi videoteca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s